El 90% de los que compraron un abono para el Marenostrum de Alboraia lo canjearon por el de la Marina Real

0
319

Ante la denuncia que ha interpuesto la Unión de Consumidores de la Comunitat Valenciana (UCCV) contra la organización del festival de música Marenostrum por no devolver el dinero de las entradas tras la cancelación del mismo en Alboraia, la organización del evento ha puntualizado que el 90% de las 18.002 personas que habían comprado un abono para asistir al festival, canjearon este por las entradas para el Marenostrum que se celebró, finalmente, unas semanas después en la Marina Real.

Así, tan sólo 1.269 no fueron utilizados para acceder al festival celebrado en la Marina Real de Valencia. Estas 1.269 personas, según la organización, han sido contactadas desde el mes de septiembre por la organización y se les ha ofrecido un descuento en su abono que les permitía adquirir el mismo, con una actividad vacacional incluida, por menos de 10 euros, un precio por debajo de su valor.

Dentro de este grupo de 1.269 personas hay 273 personas que no pudieron disfrutar de su abono de camping y se les ha dado la opción de cambiar su abono del pasado año y triplicar los servicios obteniendo el de la edición de Marenostrum Xperience 2017 y pasando de 3 a 9 días de camping. “Como dato a tener en cuenta, tan sólo se recibieron dos hojas de reclamaciones durante el evento, algo que refleja la aprobación de los asistentes al evento y a sus artistas”, han explicado los organizadores.

Respecto a la modificación del cartel, la organización ha querido dejar constancia del perjuicio sufrido por la mala gestión política de los permisos del evento, que terminó por posponerlo. El pago a los artistas de primer nivel internacional anunciados se realizó por adelantado, como suele suceder en esta clase de eventos pero una vez cancelado el evento en Alboraia, los artistas tenían copado su calendario de actuaciones, y “por este motivo, y quedando en una delicada situación económica, el festival realizó un gran esfuerzo gracias al apoyo del grupo Salamandra y contrató a importantes artistas para realizar un cartel de primer nivel que no defraudó a las 52.000 personas presentes durante sus tres días de duración”.

Así, se preguntan si esta denuncia es actual o se realizó tras la cancelación del primer evento y antes de la celebración del segundo al que asistieron el 90% de quienes habían adquirido su abono. Y, por otra parte, apuntan que más del 50% de los abonos del evento se vendieron sin haber anunciado ningún artistas del cartel.

Desde la organización explican que, en todo momento, el festival ha ofrecido soluciones, tanto en público como en privado, a todos los que han confiado en este evento que ya ha vendido 14.000 abonos para su próxima edición en el mes de julio. “Ante las acusaciones de desatención a los clientes, queremos reiterar nuestro rechazo a esta acusación vacía de contenido, ya que el propio festival colgó en su página web un documento para recoger las reclamaciones por el importe del abono tras la cancelación del primer evento”, insisten.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here