València invierte cerca de 4 millones en recuperar y mantener una veintena de edificios singulares

249

La rehabilitación integral de la Casa del Señor, en el conjunto de la Alquería del Moro –en el barrio de la Ciutat de l’Artista Faller- o la del chalé de Aben al Abbar –en el barrio de Albors- son dos de las referencias principales en cuanto a las intervenciones incluidas en el Plan de Intervención en Edificios Municipales de Valor Patrimonial y Social de València, con el que se han invertido cerca de cuatro millones de euros en una veintena de edificios para recuperarlos y mantenerlos y a su vez destacar su valor para nuestra ciudad.

La concejala de Gestión de Recursos, Luisa Notario, ha explicado que “antes de construir nuevas infraestructuras y equipamientos resulta fundamental girar la mirada hacia los edificios singulares que remiten a nuestra historia, a nuestro pasado industrial, a las raíces de muchos de nuestros barrios”. “Ponemos todos nuestros medios técnicos y económicos disponibles para restaurar y mantener nuestro patrimonio arquitectónico y convertir muchos de esos edificios, legado de nuestros antepasados, con un valor incuestionable tanto histórico como documental, en equipamientos públicos de gran utilidad para los vecinos y las vecinas de los barrios donde se encuentran”, ha añadido.

Alquería del Moro.

La concejala ha explicado que las intervenciones ya han beneficiado a 19 edificios municipales y que la inversión ha alcanzado los 3.872.361,79 euros. Además, ha dividido en tres aspectos diferentes las actuaciones realizadas según la envergadura de cada una de ellas: desde los trabajos de mantenimiento, de seguridad y de limpieza en el entorno de los edificios hasta las rehabilitaciones integrales pasando por otras actuaciones de consolidación parcial.

 

Rehabilitaciones integrales e intervenciones parciales

Entre las intervenciones más importantes por el volumen de obras y presupuesto se encuentra, por ejemplo, la rehabilitación de la Casa Natalicia de San Vicente Ferrer, una obra enmarcada en la celebración del sexto centenario de la muerte de una de las figuras históricas más relevantes para la ciudad por su trascendencia en ámbitos muy diversos. Con esa intervención se ha dado solución a problemas constructivos estructurales y de impermeabilidad y se han mejorado las características arquitectónicas, históricas y de imagen del edificio.

Chalé de Aben al Abbar

También destaca la intervención ya finalizada para rehabilitar el chalé de Aben al Abbar, reconocido históricamente por su valor patrimonial y por haber acogido la última reunión del gobierno de la Segunda República. En ese espacio se ha procedido también a la adecuación de toda la parcela atendiendo las peticiones vecinales para que se convierta en un nuevo equipamiento público en el barrio.

Otra obra destacada ha sido la de la Casa del Señor, en el conjunto de la Alqueria dels Moros, con un presupuesto que ha superado el millón y medio de euros y que ha permitido rescatar un edificio emblemático en el entorno del Parque de Benicalap, que sufrió el abandono durante muchos años y que se ha rescatado para el vecindario de la zona, acogiendo ya el Consell de l'Horta.

Casa Natalicia de San Vicente Ferrer

En este apartado también aparecen las intervenciones en las naves de Ribes, en la alquería de Vicentet i Rafaelet, la Casa de Cala, el chalé de Bartual y la barraca Cotofio.

 

Consolidaciones parciales y estudios previos

En varios edificios con valor para la ciudad se han realizado trabajos de consolidación, además de estudios exhaustivos previos a su rehabilitación que recopilan documentación histórica, análisis arqueológico, etc. Destacan, como ejemplo, las realizadas en la alquería Falcó, en Torrefiel, y la de La Torre, en Benicalap, donde también se encuentran las intervenciones en la alquería dels Moros o el Casino del Americano. También el edificio de la calle de la Sang, contiguo en la Casa Consistorial, ha visto cómo se desarrollaban y acababan las obras para su consolidación.

Alquería de la Torre

“Estos trabajos resultan fundamentales para poder afrontar a continuación rehabilitaciones que conviertan espacios degradados y abandonados en edificios de gran utilidad pública”, ha explicado Notario.

 

Mantenimiento, seguridad y limpieza

Entre las intervenciones referentes al mantenimiento, la limpieza y la seguridad de los entornos de algunos de los edificios municipales con valor patrimonial y social están las realizadas como paso inicial en algunos de los espacios ya mencionados, como el chalé de Aben al Abbar, el edificio de la calle de la Sang, el Casino del Americano o la Alquería Falcó.

Otras actuaciones han permitido beneficiar diversas edificaciones importantes como las alquerías de la calle Olba, en Marxalenes, o la Ceramo, en Benicalap. También las ha habido en la calle de Llíria (números 3 y 5), en el edificio de Madera en el antiguo almacén de maderas Viuda de Olmos, en la alquería Casal de la Pau o chalé de Sancho y en la Alquería de Albors.

Intervenciones estratégicas

Se trata de intervenciones imprescindibles para evitar la sedimentación de materiales que se produce en la red urbana debido a la poca pendiente de los colectores, consecuencia de la orografía de la ciudad. “Esta particularidad exige un mantenimiento continuo de la red”, ha precisado Valía quien ha explicado que se trata de “intervenciones estratégicas no muy costosas pero sí muy efectivas”.

Igualmente, ha puesto en valor el esfuerzo realizado por el Ciclo Integral del Agua para que las obras  des estas vías tan importantes para la comunicación de la ciudad pudieran estar acabadas a tiempo para el inicio de las fallas.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.