Se incorpora a la Albufera E-Tramontana, la primera barca eléctrica municipal

350

La Albufera cuenta con una barca pública electrificada “que contribuirá a la descarbonización de este espacio natural”, tal como ha explicado este martes el alcalde Joan Ribó, después de comprobar el funcionamiento de este nuevo vehículo que no crema combustible y por tanto no emite dióxido de carbono y tampoco hace ruido contaminante. El Ayuntamiento ha incorporado esta barca, llamada E-Tramontana, a la flota municipal que está destinada, como el resto, a la vigilancia y gestión de la Albufera.

El alcalde de València, Joan Ribó, acompañado del vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, el concejal de Emergencia Climática y Transición Energética, Alejandro Ramon, y la concejala de Pueblos de València, Lucía Beamud, ha asistido a la presentación de esta barca en el embarcadero del Pujol Nou, en El Saler, donde ha asegurado que “si queremos mantener la tradición de la pesca o los paseos por la Albufera tenemos que innovar y empezar a trabajar en una flota de barcas eléctricas, que sean sostenibles y que ayuden a preservar los valores medioambientales del parque natural”.

Joan Ribó ha recordado que, hasta el momento, en la flota municipal había cuatro barcas más motorizadas y un barquito a pértiga; y ha asegurado que con esta nueva embarcación, que como todas lleva nombre de viento pero con un “e” delante como símbolo de la innovación y la modernidad, el Ayuntamiento coge el relevo de la iniciativa privada que ya tiene cinco barcas propulsadas por motor eléctrico en la Albufera.

El alcalde ha explicado que ya están en marcha iniciativas por parte de la Comunidad de Pescadores del Palmar (junto a la Cátedra de Transición Energética Urbana y el Instituto de Ingeniería Energética de la Universitat Politècnica de València (UPV), que está al cargo de esta estrategia) y también de la IVACE. HA destacado que los beneficios que tiene esta barca para el entorno “son evidentes”. “Supone menos ruido y menos contaminación para las aguas y la atmósfera”. “Según los investigadores de la UPV la transición hacia barcas con motor eléctrico en la atmósfera supondría un descenso de casi dos toneladas de CO₂ en el año por embarcación”, ha continuado al primer edil, quien también ha asegurado que desaparecerían los derrames de residuos a las aguas procedentes de las barcas.

“El parque natural de la Albufera es una joya que merece todos nuestro esfuerzo y se está trabajando muy bien, y la prueba son noticias como las que hemos podido leer este fin de semana que decía que la flora subacuática del parque ha aumentado debido al buen estado de las aguas”, ha manifestado el alcalde al resaltar que “todas las noticias sobre las inversiones en la Albufera son muy importantes, porque, después del abandono al cual estuvo sometida durante los años del anterior gobierno local, necesitamos destinar recursos y esfuerzos a su recuperación y a la conservación de su biodiversidad”.

Por su parte, el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, ha detallado que se ha electrificado una de las cinco barcas del servicio municipal de Devesa-Albufera, dedicada a tareas de conservación y vigilancia del Parque Natural de la Albufera, el lago de la Albufera y sus canales. El vicealcalde ha subrayado que este proyecto supone “avanzar en la sostenibilidad en el transporte en el lago de la Albufera”, así como “ayudar a mitigar y luchar contra el cambio climático y la contaminación acústica que se produce en el motor de combustión respecto del motor eléctrico”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.