Sala Russafa presenta el nuevo disco del compositor Rafa Xambó

313

Marcado acento valenciano y humanista para la programación con la que Sala Russafa cierra el mes de noviembre, reuniendo música, poesía, danza y teatro.

El martes 30 marcará el regreso a los escenarios de Rafa Xambó en la presentación oficial de su nuevo trabajo discográfico. Veterano de la escena musical valenciana, comenzó su andadura en los años 70 y, tras un largo periodo de retiro artístico, retomó su carrera con el cambio de siglo. Desde entonces, con seis discos editados, el músico, profesor y escritor se ha hecho con un lugar destacado en la música valenciana gracias al compromiso y altura intelectual de sus trabajos.

Imagen de una de las actuaciones de Rafa Xambó.

Ahora rompe siete años de silencio musical con el álbum ‘La dansa d’un temps nou’, un trabajo desarrollado durante la pandemia. “Estuve muy ocupado durante un tiempo y dejé de componer. Pero, en cuanto dejé atrás algunas obligaciones y me liberé un poco, empezó a formarse en mi cabeza la idea de hacer un disco. Al principio, pensé en versionar aquellas canciones que me habían marcado porque temía haber perdido la mano”, admite el músico y sociólogo. “Lo sorprendente es que, conforme fui trabajando con los temas de otros artistas, empezaron a surgir ideas propias y pasé a componer. Fue todo rodado y, en menos de un mes, el disco estaba listo”, recuerda Xambó, quien decidió rebajar el número de versiones a 6, incluyendo a artistas que habían marcado su vocación musical, como Ovidi Montllor, Raimon o The Beatles, junto a referentes de la canción protesta americana como Woody Guthrie y famosas adaptaciones musicales de poemas de autores como Nâzim Hikmet o Manel Marí.

A ellas sumó seis nuevas composiciones. Para esta parte del disco creó algunas de las letras y otras las tomó prestadas de poetas en lengua catalana por los que siente una gran admiración, como Anna Montero, María-Mercé Marçal o Txema Martínez.

El resultado es un conjunto de canciones que hablan de la necesidad de cambiar ante el toque de atención que supone para la humanidad la pandemia. “Esto que nos ha pasado es un síntoma claro de que, si no cambiamos de actitud, si no modificamos la manera de relacionarnos con el Planeta y otras especies, pero también entre nosotros, dejando atrás el capitalismo económico y emocional, vamos hacia la catástrofe”, advierte el compositor.

Por ello, en ‘La dansa d’un temps nou’ apuesta por la ecología, las relaciones humanas, la reivindicación de la mujer. Algo que se percibe no solo en las letras de las canciones propias y versiones, también en la forma de presentar el disco, acompañado por un conjunto de músicos de participación mayoritaria femenina, con Lucía Zambudio (guitarra eléctrica), María López (bajo eléctrico) y Eva Català (batería), a quienes se suma Salva Vázquez (piano y teclados).

Acompañado por esta nueva banda, Xambó vuelve a los escenarios en un concierto especial, que incluye la proyección de fotografías que reflejan la dicotomía entre lo interior y el exterior, tan patente durante la pandemia. Se muestra a través de fotografías realizadas por él mismo a paisajes de huerta en contraposición a las vistas que ofrecen las ventanas de su hogar. Otro elemento extra de este concierto de presentación es la intervención de la bailarina Noelia Liñana, que acompañará las canciones con sus coreografías.

Una actuación que marca una nueva etapa para este compositor e intelectual valenciano, que encuentra en la música una vía de expresión y concienciación.

Ùltimas cuatro funciones para ‘Fer-te el sopar i altres delícies’

Tras su estreno absoluto en Sala Russafa el pasado 18 de noviembre, hasta el día 28 puede verse la nueva propuesta de la formación valenciana La SubTerránea, desarrollada dentro del programa ‘Graners de Creació’, en el que participa Sala Russafa.

‘Fer-te el sopar i altres delícies’ es una pieza que surge de la reflexión sobre la tensión que se crea entre los ritmos, cada vez más acelerados, de la sociedad contemporánea y el tiempo que requieren la atención, la observación y la escucha, asociados a una actividad genuinamente humana: el cuidado.

Esther Medrano y Lucía Sáez firman este texto que dirige Paco Zarzoso. Los tres han colaborado en un proceso creativo en el que la palabra y la poética marcan una puesta en escena donde la metáfora gana protagonismo. Hechos tan cotidianos como preparar una cena, el proceso de destete de un bebé o los cuidados de una hija a su madre conforme ambas ganan edad, son los cimientos de una propuesta que ha bebido de una investigación y documentación previas, basándose en situaciones y personajes reales.

Aprovechando el humor y el absurdo, esta tragicomedia de las creadoras valencianas discrepa del discurso dominante, que premia la autosuficiencia, para recordar la interdependencia que tenemos los seres humanos, la necesidad de cuidar unos de otros, tanto en la edad adulta como en la infancia, en todas las etapas de la vida.

Nominadas por segunda vez a los Premios Max en 2020, en esta ocasión como autoría revelación por el montaje familiar Federico, Medrano y Sáez presentan dentro del XI ‘Cicle de Companyies Valencianes’ una nueva pieza para adultos que reivindica el valor de las relaciones humanas, la delicia de cocinar para otros, del cuidado como un acto revolucionario.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.