Magüi Mira es Molly Bloom

207

Cuarenta años después de su estreno (y de regreso a la escena en el desaparecido Valencia Cinema, de la calle Quart, hace unos veinticinco años), la gran Magüi Mira vuelve a ponerse en la piel de la fascinante Molly Bloom. Quienes hayan leído el ‘Ulises’ de James Joyce recordarán aquel último capítulo del libro donde el personaje de Molly Bloom desnuda su vida, defiende la libertad de sus acciones, disfruta de la pasión del sexo, se manifiesta en sus contradicciones, critica la moral social, se erige como una mujer libre.

Mira, encargada junto a Marta Torres de la dirección y la versión escénica del monólogo, da vida a una mujer fascinante y única, que salta de las páginas de un libro para tener vida propia. Si hace veinticinco años la interpretación resultaba rompedora y atrevida (la actriz jugaba a elevar el erotismo y la pasión sexual con mayor soltura), el regreso ante la desvestida cama que acompaña a Molly sobre la escena se hace más pausa, más confesional, más íntima en sus declaraciones.

Magüi Mira vuelve a ponerse en la piel de Molly Bloom.

Molly, y tomando como referencia al personaje que da título del libro, es todo lo contrario a lo que representa la paciente Penélope. La idealizada mujer homérica aquí es descompuesta en una mujer con mil matices distintos, que disfruta de sus encuentros sexuales, que rompe los convencionalismos, que choca contra el pensamiento imperante. Mira recrea a una mujer madura que transita por los años de su vida con la serenidad de sentirse libre y dueña de sus actos. La Molly de Magüi Mira templa la pasión de antaño por el disfruta de la madurez lo que enriquece al personaje desde una nueva mirada y desde una nueva complicidad con el espectador.

Difícil es imaginar a Molly Bloom sin la carnalidad con que la dota Mira; su manejo del espacio escénico, la vida que refleja junto a la compinche cama con la que juega y su forma de cautivar al público, hacen de la obra un verdadero espectáculo teatral. Larga vida a la señora Bloom con Magüi Mira en su piel.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.