Gaspar dirigirá la Diputación los últimos 10 meses de legislatura con el objetivo de continuar el proyecto iniciado en 2015

807

El alcalde de Faura, Toni Gaspar, ha sido elegido con 17 votos a favor por el pleno de la Diputación de Valencia para sustituir en la Presidencia a Jorge Rodríguez, quien dimitió después de ser detenido en la operación Alquería el pasado 27 de junio y ser imputado por presunta malversación y prevaricación en la contratación de altos cargos en la empresa pública Divalterra. Gaspar ha asegurado que estos 10 meses de legislatura trabajará por proseguir con el proyecto político iniciado en 2015.

Gaspar ha recibido el apoyo de los diputados socialistas, de Compromís, de EUPV y de València en comú. Los doce diputados del PP han votado a su candidata, Mari Carmen Contelles, mientras que el diputado no adscrito, José Enrique Aguar, ha votado en blanco y el voto de Mamen Peris, de Ciudadanos, se ha contabilizado como nulo por haber escrito en la papeleta “En contra de los dos candidatos”.

La sombra de la detención de Rodríguez y el reciente anuncio del cierre “ordenado” de la empresa pública Divalterra han presidido la sesión plenaria. La segunda del día pues, antes, se ha celebrado otro pleno para que tomara posesión de su cargo como diputada la sustituta de Rodríguez, Rebeca Torró.

Los cuatro portavoces de los grupos del equipo de Gobierno se han afanado por destacar las bondades de tres años de “Gobierno de consenso” y por ahondar en las diferencias entre una irregularidad administrativa que es de la que, por el momento, se acusa a Rodríguez, y los delitos que se imputan al anterior presidente del Gobierno popular, Alfonso Rus. Los portavoces de VeC, Berto Jaramillo; EU, Rosa Pérez Garijo; y Compromís, Xavi Rius, han recordado aquel ya mítico “1.000, 2.000, 3.000…” que, supuestamente, pronunció Rus mientras “contaba dinero del contribuyente”.

Así han querido diferenciar a Rus de Rodríguez y al PP del PSPV para justificar su apoyo al candidato socialista pese a su manifiesta continuidad a un proyecto político cuyo líder visible fue detenido, pasó una noche en el calabazo y permanece imputado a día de hoy.

Gaspar, por su parte, ha insistido en la necesidad de dialogar y de llegar a acuerdos, ha valorado el trabajo realizado durante estos tres años para “mejorar el funcionamiento” de la institución y ha destacado, respecto al cierre de Divalterra y al vaciado de competencias de la institución provincial a favor de las mancomunidades y los municipios que “ninguna institución es intocable” porque “están al servicio de los ciudadanos” y si alguna “tiene que desaparecer para dar paso a otras opciones mejores y más eficientes, se hace”.

Duras palabras de la oposición

Desde la oposición, el concejal no adscrito, José Enrique Aguar, ha lamentado tener que votar sin escuchar el proyecto político de ninguno de los dos candidatos a la presidencia (Gaspar por el PSPV y Contelles por el PP) y, también, la ausencia del president de la Generalitat, Ximo Puig, al que ha acusado de faltar al respeto a la Diputación por ser el primero en proponer candidatos para sustituir a Rodríguez y no asistir hoy al pleno de investidura.

Por su parte, la portavoz de Ciudadanos, Mamen Peris, ha criticado al cuatripartito al que ha acusado de “ser lo mismo” que los anteriores gobiernos del PP y de “volver a hacer que la UDEF se pasee por los pasillos de esta institución” por lo que “el voto que en 2015 fue una abstención, hoy es un no rotundo”.

La portavoz popular, Mari Carmen Contelles, ha sido la más dura con el cuatripartito, sobre todo, con PSPV y Compromís contra los que ha lanzado uno tras otro los procesos judiciales en los que están implicados ambos partidos por irregularidades en su financiación para acabar advirtiendo de que los socialistas “no están legitimados para pedir la confianza de nadie”.

Contelles ha arremetido contra lo que considera “falta de proyecto político” de PSPV y Compromís “que han basado su estrategia cuando estaban en la oposición a una sola carta: la de la honradez. Y ahora, ¿qué?”. Para la portavoz popular, los valencianos les dieron una oportunidad en 2015 y PSPV y Compromís “los han decepcionado” por lo que, ha predicho, “los ciudadanos los volverán a mandar a la oposición en cuanto tengan oportunidad”.

La diputada ha aprovechado también para criticar el cierre de Divalterra y ha advertido de que los  trabajadores “no son los culpables” asegurando que la empresa pública “no hay que cerrarla, hay que reforzarla apartándolos a ustedes de la gestión”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.