El Ayuntamiento de València completa la expropiación de la Alquería Albors para crear un espacio sociocultural

25

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València ha aprobado dos expropiaciones. Por un lado, la expropiación de parte del conjunto de la Alquería de Albors, en el barrio de Orriols, y de otra, la expropiación de una parcela para llevar a cabo la urbanización de la Plaza Antoni Eiximeno, en el barrio de la Malva-rosa.

La expropiación del conjunto de la Alquería de Albors permitirá tener la propiedad de todo el conjunto de la Alquería, que el Ayuntamiento ya ha rehabilitado en parte, para alojar el Centro Municipal de Juventud, la Universidad Popular y el nuevo Centro Cultural y Biblioteca del barrio, que pronto abrirá las puertas. La expropiación de esta parte del edificio permitirá completar la rehabilitación de todo el enclave, calificado en el PGOU como equipamiento de uso sociocultural.

La alquería está protegida por el planeamiento y reconocida como bien de relevancia local. Se trata de un edificio que fecha del siglo XVI, con un uso vinculado al próximo Monasterio de San Miguel de los Reyes, al funcionar al principio como molino de agua al servicio del Monasterio. Posteriormente, el edificio fue adaptado como vivienda.

Se avanza así en la recuperación del patrimonio histórico del barrio de Orriols y en la memoria cultural asociada a su huerta. “El barrio dispondrá de un nuevo espacio con el que podrá dotarse de nuevos equipamientos, poniendo en valor este enclave y convirtiéndolo en un punto de referencia para el barrio”, ha añadido la vicealcaldesa.

En la misma línea se ha aprobado también la expropiación de una parcela de más de 500 metros cuadrados para completar la urbanización de la Plaza Antoni Eiximeno, en el barrio de la Malva-rosa, cuyo proyecto se aprobó en la pasada Junta de Gobierno Local.

El ámbito de actuación cubre una superficie de 6.230 metros cuadrados y comprende todo el espacio interior de la isla delimitada por las calles de San Rafael, San Juan de Dios, Ingeniero Fausto Elio y Álvaro López. “Esta expropiación permite avanzar en la próxima licitación de las obras, para poder resolver lo antes posible la situación de este espacio, generando un nuevo espacio verde y de encuentro para el barrio de la Malva-rosa”, ha ratificado Gómez.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.