El Ayuntamiento de València activa las cámaras de videovigilancia de los edificios BIC de la ciudad

271

València ha dado este jueves un paso en la protección de sus edificios más emblemáticos frente a posibles actos vandálicos para, de este modo, dejar atrás episodios como los que acabaron con pintadas en las Torres de Serranos o en La Lonja, por citar algunos ejemplos.

El Ayuntamiento de València ha activado en la mañana de este jueves las cámaras de videovigilancia de los edificios BIC (Bien de Interés Cultural) de la ciudad. Concretamente son la Lonja, las Torres de Serranos, las Torres de Quart, las Atarazanas, l’Almodí, el Palau de Cervelló y el Museo de la Ciudad los edificio que disponen ya de estas cámaras activas y en pleno funcionamiento las 24 horas al día.

Se trata de dispositivos de alta definición, con reducción dinámica inteligente de ruido, posibilitan la grabación en horario nocturno y permiten la grabación continuada durante 30 días (período a partir del que se sobrescribirán los datos de forma automática). El visionado de las imágenes se podrá hacer tanto del centro de control de la Policía Local como desde los mismos edificios protegidos. Para llevar adelante el proyecto, ha sido necesario la substitución y renovación del software de la Policía local y la ampliación de su servidor, un elemento imprescindible para poder conectar las nuevas cámaras y aumentar la capacidad de grabación.

El objetivo del consistorio es vigilar los edificios ante posibles actos vandálicos puesto que el nuevo sistema permite identificar a las personas implicadas en las incidencias y también servirá como método disuasorio. Carteles instalados en los alrededores indicarán que la zona está controlada por cámaras.

En total se han instalado ocho cámaras en l’Almodí, seis en las Torres de Serranos, en las torres de Quart y en las Atarazanas, cinco más en el Museo de la Ciudad y cuatro en el Palau de Cervelló. La Lonja también dispone, de momento, de cuatro cámaras de vigilancia. Las otras cuatro cámaras previstas no se activarán hasta que finalicen las obras de acondicionamiento de las plazas del Mercado y de Brujas, que afectan a todo el entorno del edificio declarado Patrimonio de la Humanidad.

La concejala de Patrimonio y Recursos Culturales, Glòria Tello, ha afirmado que "desde el gobierno municipal estamos realizando un trabajo continuo para proteger y cuidar nuestro patrimonio. Estas cámaras serán un elemento fundamental para evitar acciones vandálicas en los edificios más simbólicos de la ciudad”. El coste del proyecto es de 406.994’93 euros, IVA incluido.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.