El edificio de viviendas en el que se realojará a los vecinos de Bloc Portuaris, más cerca

638

La Junta de Gobierno Local ha aprobado este viernes encargar al Plan Cabanyal-Canyamelar la redacción del proyecto del edificio de viviendas en la calle Drassanes que servirá para realojar a las personas que viven en el Bloc Portuaris, según ha explicado la vicealcaldesa y portavoz municipal, Sandra Gómez. El órgano colegiado también ha acordado el proyecto de ejecución de un centro cívico y cultural en el barrio de Mestalla, pagar los gastos de personal a las empresas de catering afectadas por el cierre de los centros educativos municipales durante el estado de alarma y el coste por el servicio de recarga de vehículos eléctricos en la vía pública.

“Con esta actuación damos cumplimiento a los compromisos adquiridos con los vecinos para acelerar al máximo la solución urbanística de la zona, y que puedan disponer de una vivienda digna sin alejarse de su ubicación original”, ha expresado Sandra Gómez en referencia al encargo al Plan Cabanyal-Canyamelar, que ha calificado de “nueva oportunidad habitacional para los residentes de Bloc Portuaris”.

La vicealcaldesa también se ha referido a un nuevo equipamiento cívico y cultural en la calle Pintor Ricard Verde, que servirá también de centro para personas mayores y contará con salas polivalentes. Se trata de “una dotación necesaria para el barrio de Mestalla, un espacio polivalente que se destinará para uso municipal y asociaciones vecinales”.

Por otra parte, la Junta de Gobierno ha propuesto reconocer la obligación de pago en concepto de indemnización por el cierre de los centros escolares durante el estado de alarma a favor de las empresas de catering que prestan sus servicios en los colegios y escoletas municipales. Así, se abonarán los gastos de personal, cuya cuantía asciende a 110.000 euros, para evitar el despido de los monitores de comedor de los colegios Benimaclet, Profesor Santiago Grisolía y las escoletas Quatre Carreres y EI Solc.

Asimismo, se ha fijado en 0’30 euros el kilovatio hora el precio público de recarga rápida de vehículos en la vía pública, “un acuerdo que va en la línea del Ayuntamiento para fomentar y estimular la lucha contra el cambio climático y el desarrollo sostenible”. La concejala ha recordado que los tres primeros puntos de recarga rápida en superficie de València están localizados en las calles Martí Grajales, Eugènia Viñes y Séquia de la Cadena.

Finalmente, el órgano colegiado del gobierno ejecutivo municipal ha avanzado en “la ordenación urbana de parcelas muy importantes de nuestra ciudad y que están contempladas en el convenio de permuta que se firmó hace un par de años entre propiedades municipales y de la Iglesia, que resolvía la regularización del solar de la Almoina, una parcela de alto valor patrimonial que alberga el centro arqueológico y las ruinas de época romana, árabe y visigoda”. Hoy la Junta de Gobierno ha dado luz verde a la evaluación ambiental correspondiente a este acuerdo por el que la Almoina se convierte en suelo plenamente municipal.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.