Cómo afecta el ayuno a la salud

1179

La alimentación es fundamental para el correcto desarrollo del organismo en las primeras etapas de la vida como así también para conservar la salud. El ayuno constante, ya sea por falta de recursos o por padecer un desorden alimenticio, afecta de manera negativa el funcionamiento de los órganos del cuerpo, a corto mediano y largo plazo.

El ayuno es el hábito de no ingerir alimentos, sea por una dieta estricta, por padecer desórdenes alimenticios o por falta de recursos. Asimismo, es válido destacar que no comer por un lapso mayor a las seis horas cuando se está despierto es considerado un estado de ayuno.

El cerebro necesita, para su correcto funcionamiento, nutrientes esenciales, los cuales los adquiere solamente a través de la correcta alimentación. De esta manera, es válido destacar que cuando el organismo se queda sin energía suficiente disminuye la capacidad para concentrarse y memorizar cierta información. Si los ayunos son constantes, se puede incluso producir daño cerebral irreversible en algunos casos.

Cuando el ayuno se produce en niños dificulta el desarrollo adecuado y el desempeño cognoscitivo. Ir a la escuela sin haber desayunado puede significar un esfuerzo mayor para comprender una tarea específica que le fue asignada. Aquellos que están en ayunas les cuesta más trabajo aprender si se los compara con un niño bien nutrido desde las primeras horas de la mañana.

En personas mayores, el ayuno puede dignificar dificultad para manejar o bien realizar actividades simples que requieren respuesta inmediata. Justamente, la falta de glucosa hace que el cerebro no funcione de la manera adecuada frente a las diferentes demandas que debe cumplir el individuo en sus tareas diarias.

Alimentos que no deberían faltar en la dieta

Las frutas y verduras no deben faltar en la dieta de cualquier individuo, ya que la Organización Mundial de la Salud aconseja consumir 400 gramos para nutrir al cuerpo de manera correcta. Asimismo, el consumo de grasa y de alimentos procesados se deberá reducir al mínimo si se desea conservar una calidad de vida elevada.

Precisamente, los productos envasados poseen alto contenido de sodio, calorías vacías y grasas saturadas, los cuales afectan de manera significativa al organismo, produciendo enfermedades crónicas si se consumen a largo plazo.

Los alimentos e infusiones altos en antioxidantes también deberían incluirse en la dieta si lo que se desea es mantener a las células en perfectas condiciones. El té verde o bien el mate, oriundo de América del Sur, preparado con ingredientes de calidad como los que ofrece Taragui, son una excelente alternativa para evitar la oxidación y alteración de las diferentes células del organismo. Sus componentes se encargan de evitar que los radicales libres alteren la composición de las células o el ADN a largo plazo y de manera permanente.

Reemplazar las bebidas azucaras y gasificadas por agua es la mejor elección para controlar el consumo de azucares además del calórico de manera diaria. Los zumos de frutas pueden ser una fuente de vitaminas, minerales y glucosa, ideales para incluir en el desayuno si no se cuenta con el tiempo suficiente para realizar una comida más abundante.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.