Comienzan los trámites para solicitar que las ‘Corregudes de Joies’ sean declaradas de interés turístico provincial

389

La Junta de Gobierno Local del Ayuntamiento de València aprobará este viernes que comiencen los trámites para solicitar que las ‘corregudes de joies’ de Pinedo sean declaradas fiestas de interés turístico provincial. El concejal de Turismo, Emiliano García, y la concejala de Pueblos de València, Lucía Beamud, han valorado este miércoles “la riqueza cultural que caracteriza nuestro territorio y sus tradiciones de gran arraigo histórico, que merecen el reconocimiento por parte de toda la ciudad de València”.

El concejal de Turismo, Emiliano García, afirma que “desde el Ayuntamiento de València trabajamos constantemente para poner en valor la riqueza cultural que caracteriza nuestra ciudad y la 'correguda de joies' de Pinedo es un ejemplo perfecto de las tradiciones de gran arraigo histórico que podemos encontrar en nuestros pueblos y en sus fiestas populares. Por este motivo, desde la Concejalía de Turismo y la Concejalía de Pueblos de València solicitamos que esta fiesta popular sea reconocida como fiesta de interés turístico provincial”.

Por su parte, la concejala de Pueblos de València cree que “la correguda de joies es una fiesta tradicional que empezó a aparecer a finales del siglo XVIII. Esta fiesta tradicional antes se hacía en muchos pueblos de la provincia de València y hoy en día continúa estando muy viva en el pueblo de Pinedo”. Para la concejala, “es una fiesta ya centenaria en este pueblo y que merece su reconocimiento como bien de interés turístico provincial, una fiesta arraigada en l'Horta y en sus tradiciones y que, de alguna manera, pone en valor al pueblo de Pinedo, reconoce el valor cultural y popular de sus fiestas y merece el reconocimiento por parte de la ciudad de València y de toda la provincia”.

La 'correguda de joies' es una competición ecuestre en que los jinetes recorren, a lomos de sus caballos y sin montura, 700 metros de playa en duelos eliminatorios hasta obtener el trofeo, la 'joia' o pañuelo de seda que cuelga de una corona de laurel y que, antiguamente, se regalaba a la persona amada al finalizar la carrera.

Este torneo centenario, que se celebra desde hace más de 140 años durante las fiestas mayores de Pinedo, reúne cada año a centenares de personas en la playa de la Creu de la Conca. Antiguamente era una tradición habitual en las fiestas patronales de la mayoría de pueblos del sur pero Pinedo es el único pueblo que todavía la mantiene hoy en día.

Las normas de la competición permiten la participación de jinetes mayores de 16 años y, antes de empezar la carrera, se realizan sobre la arena revisiones veterinarias a los caballos participantes.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.