Quantcast

Un foro sobre servicios públicos municipales concluye que municipalizarlos supondría pérdida de empleos y precarización laboral

El Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada ha acogido el I Foro de Servicios Públicos Municipales en el que han participado, entre otros, el ex ministro de Trabajo Valeriano Gómez. Las conclusiones del encuentro reflejan que la remunicipalización de servicios públicos implica una pérdida de puestos de trabajo y precarización laboral.

Los nuevos gobiernos locales surgidos de las últimas elecciones están en muchos casos compuestos por grupos políticos que, entre sus propuestas, recogen la supresión de la gestión privada de servicios como la limpieza, el saneamiento o el suministro de agua. Según las conclusiones de este primer foro sobre este asunto, el riesgo más evidente de esta tendencia es la pérdida de puestos de trabajo o el deterioro de las condiciones laborales de los trabajadores que actualmente hacen funcionar esos servicios municipales desde empresas privadas.

“No hay procesos de subrogación inmediata por parte de los ayuntamientos de los empleos afectados. El modelo de sucesión de empresa que se da entre empresas privadas no se replica de forma automática si un ayuntamiento recupera la gestión de un servicio que antes gestionaba una empresa privada”, explican, y añaden que la sucesión sólo se produciría si revirtiera al Ayuntamiento toda la unidad productiva afectada y “resulta muy improbable que un antiguo contratista ceda al municipio activos propios”.

Además, aseguran que los ayuntamientos tendrían más gastos a causa de los costes laborales ya que estos servicios, normalmente, los prestan empresas que operan en más de una localidad, con modelos de gestión globalizados en los que sus ingresos totales cubren sus costes totales. Si cada ayuntamiento se convirtiera en una empresa aislada, debería ingresar lo suficiente para pagar los salarios de los trabajadores y ello implicaría, según los ponentes, “o bien reducir empleo o subir tarifas a todos los usuarios para cubrir los costes salariales”.

El ex ministro y actual director general del Instituto Coordenadas de Gobernanza y Economía Aplicada, Valeriano Gómez, señaló que “la gestión privada de servicio público es un modelo de éxito más que razonable en todos los mercados en los que opera” y recordó que fueron los ediles comunistas de Bolonia (Italia) en los años ochenta los que iniciaron el proceso de privatización que aún perdura. La clave del éxito, dijo, “es que la regulación y la supervisión de los servicios públicos siempre está en manos del poder público. Eso nunca se cede y es lo que permite que un servicio se gestione con herramientas de empresa privada pero bajo estrategias públicas”.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *