¡Con lo fácil que era y lo largo que lo han hecho!

0
172

Nuestra Asociación se creó a raíz del accidente de Metro ocurrido el 3 de Julio, aunque no fue este hecho en sí lo que lo motivó, sino la falta de respuestas.

Cortes-pleno-metro-valencia

Queríamos saber lo qué pasó. Cómo es que no había nada en la vía para controlar la velocidad.

Esta siempre ha sido nuestra reivindicación principal, aunque con el tiempo fuimos separando nuestras denuncias en dos bloques: la gestión anterior al accidente, y la gestión posterior, que es la que más daño nos hizo.

Porque la perdida personal la puedes asumir con el tiempo, pero que te fallen las instituciones, que las personas que deben velar y garantizar los derechos de los ciudadanos, nos dejaran tan desprotegidos, fue muy duro para nosotros.

Nosotros podíamos entender que existan fallos, errores, y el accidente suceda. Con los años la gestión se va relajando, y surge un exceso de confianza que propicia el siniestro. Vale.

Pero lo que no se puede aceptar, es que una vez ocurre, no se mueva Roma con Santiago para averiguar cómo ha podido suceder, saber qué es lo que ha fallado, y poner las medidas necesarias para que no vuelva a ocurrir. Lo que no podemos aceptar, ni como víctimas, ni como sociedad, es que la única preocupación de la empresa, sea salvar el culo. (perdón por la expresión).

El argumento de FGV es que para la frecuencia de paso de la Línea 1, la única protección exigible es la entrada y salida del andén.

Y de nada sirve que el sentido común diga que si hay puntos peligrosos, también hay que protegerlos.

Y de nada nos ha servido tampoco, alegar que el resto de líneas, SÍ QUE CONTABAN CON ESA PROTECCIÓN.

Esa es la defensa de FGV, que nada obligaba a proteger la curva, a controlar la velocidad de la curva.

Y se quedan tan panchos. Sin cuestionar que esa falta de normativa, ya es de por sí un error.

En ningún momento han querido asumir que su gestión no fue acertada. Que debieron prever el Factor Humano. Que contando con las medidas que hubiesen evitado el exceso de velocidad, el no instalarlas en la Línea 1, fue una negligencia. Es que ni siquiera se lo han planteado….

Al contrario. Los directivos de FGV siempre han defendido que el accidente fue un suceso fortuito, y que el responsable fue el conductor.

Nos encontramos entonces con dos posturas.

Por una parte la empresa defendiendo su gestión, y por otra las víctimas y afectados, denunciando una mala gestión.

Yo personalmente, he intentado ponerme en su lugar. Y como decía antes, puedo comprender que sucedan accidentes. Pero que tras un suceso tan trágico, 43 muertos y 47 heridos, el mayor accidente de metro ocurrido en España, y el 5º de Europa, el único interés sea cerrar filas alrededor de la empresa para que nadie salga malparado, me parece un comportamiento inaceptable.

Evidentemente, se puede pensar que yo no soy objetiva, que no somos objetivos, que hablamos movidos por el dolor. Así nos lo han dicho en muchas ocasiones algunos miembros del Partido Popular.

Pero vamos a ver, los datos sobre las medidas de seguridad, no nos los hemos sacado nosotros de la manga. Son datos aportados por FGV.

Y FGV disponía de unas balizas que frenan automáticamente el tren si sobrepasa la velocidad permitida; las instaló en las líneas 3 y 5, y en la línea 1 no.

Y ahora podemos estar horas y horas debatiendo y justificando la actuación de FGV, de hecho, hemos estado así 10 años, y lo que nos hemos encontrado es con una gestión que no incumple ninguna norma, pero que no es la correcta. No puede ser la correcta, cuando ha permitido que murieran 43 personas y ocasionado lesiones a otras 47.

Hemos visto cómo una Instrucción Judicial aunque no incumple ningún precepto legal, tampoco busca averiguar las verdaderas causas del accidente, limitándose sólo a la velocidad, sin tener en cuenta la falta de medidas de seguridad por parte de la empresa.

Hemos visto como la Comisión Parlamentaria de 2006, tampoco incumplió la normativa, pero sólo se tuvo en cuenta los testimonios y documentación que quiso el Partido al que se estaba investigando como gestor de la empresa, lo que hace que surjan dudas respecto a su objetividad.

Nos hemos encontrado también con un Gobierno que no ha cuestionado en ningún momento la gestión de FGV anterior al accidente, ni la gestión posterior por parte de FGV, que ocultó informes, se borraron los datos de la Caja Negra intencionadamente, ni que encargara a una empresa preparar la Comisión de 2006.

Resulta que a los técnicos y directivos de FGV se les facilitó un listado con las respuestas a las preguntas que iba a hacer el Partido Popular, y a las posibles preguntas del resto de partidos. Y aun así, el Partido Popular y el Gobierno de Fabra, seguían defendiendo que “todo estaba bien hecho”.

Y aunque seguramente estos comportamientos se podrán defender, y alguien los podrá incluso hasta justificar, creo que lo que no se puede negar, es que todas estas irregularidades, merecen por lo menos una investigación antes de afirmar tan tajantemente que no tenemos razón.

Por el contrario, lo que nos hemos encontrado a lo largo de estos años, ha sido una estrategia de olvido, con el cambio de nombre de la estación del accidente, manipulación de RTVV para no informar sobre el accidente, o tratarlo como tema de menor importancia, (según denuncia de los propios trabajadores), y “criminalización” de las víctimas, acusándonos de estar politizados y querer dañar la imagen del Partido Popular. Resulta que los malos éramos nosotros por protestar.

Y esto nos ha hecho mucho daño.

Nosotros sólo queríamos saber qué pasó, comprender cómo pudo suceder un accidente tan brutal, y tener la certeza que algo así, jamás se volviese a repetir.

Y lo que obtuvimos fue desprecio y silencio. Nos ignoraron pensando que nos cansaríamos de protestar.

Y eso no estuvo bien. No está bien.

Lo mínimo que merecíamos como víctimas o afectados en concreto, y como sociedad en general, era un poco de respeto.

Y no lo obtuvimos.

Porque no quisieron molestarse.

Sólo con que Francisco Camps hubiese recibido en 2006 a la Asociación, y hubiese realizado algún gesto, nos hubiésemos ido a casa, ahorrándonos estos 10 años de sufrimiento. Habríamos pasado página y cerrado el duelo.

¡¡CON LO FÁCIL QUE ERA Y LO LARGO QUE LO HAN HECHO…..!!!!!

Rosa Garrote | presidenta de la Asociación de Víctimas del Metro del 3 de Julio de 2006 |

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here