La Mancomunitat de l’Horta Sud ofrece un nuevo sistema de seguridad que hace fotos a los vehículos que se saltan los semáforos

1
245

La Mancomunitat Intermunicipal de l’Horta Sud ha puesto a disposición de los municipios de la comarca un nuevo servicio para mejorar la seguridad ciudadana en las vías públicas basado en las nuevas tecnologías. Se trata de la instalación de fotorrojos, un sistema de detección de infracciones de salto de semáforo en rojo puesto a disposición de aquellos municipios que están adheridos en la actualidad al servicio de gestión de multas y que quieren seguir mejorando su seguridad vial.

En este sentido, son seis los pueblos interesados desde el inicio en formar parte de este nuevo servicio mancomunado: Beniparrell, Catarroja, Massanassa, Picanya, Quart de Poblet y Sedaví. En esta primera fase, la Mancomunitat instalará 15 dispositivos fotorrojos, repartidos en los municipios interesados: en Beniparrell se instalará uno, en Catarroja, seis, en Massanassa, dos, en Picanya, uno, en Quart de Poblet, tres y en Sedaví, dos.

“Tras el buen funcionamiento del servicio de gestión de multas llevado a cabo por la Mancomunitat, ahora queremos dar un paso más y ofrecer a los pueblos de la comarca adheridos la posibilidad de ampliar sus medios técnicos que hagan las calles de la comarca más seguras, dedicando especial atención a los puntos negros”, asegura la Presidenta, Soledad Ramón.

El sistema de control de semáforo en rojo funcionará las 24 horas del día y se basará en la lectura de las placas de matrícula de los vehículos y en la captura de imágenes que recojan la evidencia del salto de semáforo en rojo, desde antes de cometerse la infracción hasta el momento de haber sobrepasado completamente la línea de parada, proporcionando asimismo una secuencia de vídeo de al menos 3 segundos donde se observe la infracción de forma concluyente, “con el objetivo último de ayudar a los pueblos de la comarca a reducir los accidentes de tráfico, debidos en muchos casos a las imprudencias al volante de muchos vecinos que creen que saltarse un semáforo no tiene consecuencias para el resto de conductores y peatones”, añade Ramón.

El servicio licitado por 784.458, 04 euros para cuatro años, a razón de 196.114, 51 euros anuales, en breve será adjudicado para poder ponerlo en funcionamiento antes de finales de año en las ubicaciones indicadas por cada uno de los municipios, con la posibilidad de ir incorporándose en cualquier momento el resto que en la actualidad están adheridos al servicio de multas de la Mancomunitat (Alaquàs, Albal, Aldaia, Alfafar, Manises, Mislata, Paiporta, Picassent, Silla, Torrent y Xirivella).

Asimismo, la Mancomunitat ofrece como complemento la implantación, puesta en funcionamiento y mantenimiento de dispositivos de sanciones en movilidad (PDAs) y de impresoras para los municipios adheridos al servicio de fotorrojos con el objetivo de seguir mejorando la agilidad de la gestión, primando su efectividad, facilidad y rapidez en la ejecución a la hora de rellenar los boletines.

En este sentido, en el inicio se entregarán 150 dispositivos móviles e impresoras para todos los agentes locales de cada municipio adherido a este nuevo servicio (once de Beniparrell, 47 de Catarroja, 17 de Massanassa, 17 de Picanaya, 45 de Quart de Poblet y 19 de Sedaví).

1 Comentario

  1. Menos sistemas fotorrojos menos ansias recaudatorios y más sistemas para ayudar a las familias y más empleo, ahí es dónde hay que invertir. ¿ quien se beneficia de este negocio ? Porque detrás de todo esto simplemente es un negocio – quien se benefician el ciudadano seguro que no.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here