La importancia de la salud podológica en edades tempranas

0
1042

Es verdaderamente importante asegurarse de que los más pequeños de la casa tengan un correcto desarrollo de su salud podológica. Para cumplir con dicho objetivo se recomienda realizar revisiones periódicas a los pies de los niños según vayan creciendo. Los principales problemas que encuentran los especialistas en podología pediátrica suelen ser aquellos que están relacionados con un calzado inadecuado.

El uso de este puede acarrear graves consecuencias como complicaciones que acompañarán a los niños en su etapa adulta. Por ello, es aconsejable garantizar a los pequeños zapatos que ofrezcan un buen apoyo plantar, ya que de esta forma se podrían evitar dolores en la planta del pie, tropiezos y caídas o, incluso, el cansancio habitual que los niños suelen presentar durante su etapa de crecimiento. Algunos muy adecuados se pueden encontrar en fábricas de calzado en Elche como Lea Lelo, una zapatería infantil que cuenta con altos estándares de la tradición industrial del zapato en piel.

En podopediatría, los profesionales recomiendan a los padres que pongan especial atención al calzado de sus hijos cuando estos sean pequeños, ya que crecen a un ritmo rápido y cambian de número de pie en bastantes ocasiones. Por ello, en el momento que los zapatos se queden pequeños habrá que cambiarlos y adquirir otros nuevos para que no se puedan producir efectos indeseables en la salud de los jovencitos.

Las fábricas de calzado en Elche antes mencionadas tienen diferentes modelos de botas, merceditas o sandalias, perfectas para cualquier época del año. Además, sus detalles y su colorido diseño permitirán que conjunten con diversos looks. Es importante destacar el hecho de que esta empresa cumple con numerosas medidas en materia de calidad y con todas las normativas pertinentes. Asimismo, realiza pruebas de ensayo exhaustivas a sus materiales para garantizar su respuesta ante cualquier situación posible.

Otras recomendaciones que conviene seguir son las relativas a la higiene podológica. Los pies de los niños deberán ser lavados al menos tres veces por semana. Será conveniente fijarse en las uñas, un espacio donde se pueden crear problemas como los hongos si no se cumple con unos estándares básicos de limpieza y cuidado. Lo más habitual es cortarlas de forma recta. Si todos estos hábitos se les enseñan a los niños desde pequeños se evitarían posibles infecciones en el futuro.

Cuando los niños vayan a realizar una excursión o una ruta de senderismo o cuando, simplemente, les espera un día largo en el que tendrán que estar mucho rato de pie o andar excesivamente, no es aconsejable ponerles zapatos nuevos, ya que sus pies aun no estarán acostumbrados a ellos. Incluso, si es posible, se recomienda llevar unos de repuesto para prevenir los dolores de pies o las rozaduras.

En cuanto al mejor material, las cualidades naturales de la piel la convierten en una atractiva opción, ya que su porosidad ofrece una alta capacidad de transpiración que evita la sudoración. De esta manera, además de tener más comodidad, los niños evitarían problemas de salud que pueden ser causados por la proliferación de bacterias, lo que prevendría algunas alergias.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here