La desratización, un bien necesario para evitar plagas causadas por roedores

0
316

La desratización se ha convertido en un método muy utilizado para evitar las plagas originadas por los roedores. Estos pueden causar grandes plagas económicas o de salud dependiendo de la zona que se origine. Las zonas más perjudicadas son donde fluyen los campos de cultivo, por ello la desratización en Valencia es un bien necesario para evitar que los roedores dañen los productos de las huertas.

Como su propio nombre indica, la desratización es el proceso que se realiza con el objetivo de eliminar las ratas, así como otros tipos de roedores. Este se lleva haciendo desde la aparición de estos primeros animales en Asia hace millones de años.

Existen una serie de evidencias que pueden demostrar la existencia de roedores en una casa o campo. Estas son las siguientes:

  • Oír ruidos de animales correteando bajo el suelo, techo o en la buhardilla.
  • Aparición de excrementos.
  • Envoltorios de alimentos rotos o desperfectos en el hogar.
  • En el campo: roeduras en las raíces u hoyos.

La desratización se ha convertido en un bien necesario para mantener a salvo los cultivos además de la economía. A lo largo de la historia los roedores también han sido responsables de numerosas plagas que han perjudicado la salud de las personas.

Las consecuencias de una plaga de roedores pueden ser:

Consecuencias económicas: Los daños en los campos de cultivo son uno de los principales problemas que se le achacan a los roedores. Según un estudio elaborado recientemente, se estimó que las pérdidas provocadas por las ratas suele ser de un 10% de la producción por el consumo directo además de la destrucción de los alimentos y la contaminación que ocasionan. Los roedores pueden consumir 20 kilos de grano al año, por ello también perjudica a otros animales que se alimentan de ello. Por ello la desratización Valencia es necesaria. Eso por lo que respecta al campo. En el hogar, los roedores dañan muebles, cables y pueden causar pérdidas numerosas pérdidas económicas.

Consecuencias para la salud: Los roedores han sido responsables de forma directa o indirecta de grandes plagas para la humanidad que se han dado a largo de la historia. La salmonelosis, fiebre por mordedura de rata, la peste o el tifo son enfermedades relacionadas con estos animales.

Por ello, la desratización apareció desde hace muchos años (o siglos) con el objetivo de poner fin a estas plagas que tienen grandes repercusiones para las personas, ya sean de tipo monetario o de salud.

Hay diferentes tipos de tratamiento para acabar la afluencia masiva de roedores en un hogar o un campo.

Desratización pasiva: Estrategias que buscan evitar la entrada y multiplicación de roedores. Por ejemplo, una práctica habitual es el cierre hermético de contenedores de residuos y la instalación de rejillas.

Desratización activa: Este proceso incluye cuatro tipos de métodos:

  • Mecánicos: Son la clásicas trampas formadas por un cebo.
  • Físicos: Se utilizan ultrasonidos para provocar la huida de roedores.
  • Biológicos: Se utilizan depredadores como perros o gatos y productos que contaminan a las ratas provocando que no se puedan reproducir.
  • Químicos: Estos son los venenos, repelentes, raticidas, cianuro, etc.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here