Diputación ultima el plan de acción para incrementar la seguridad de los ciclistas en la carretera

0
299

La Diputación de Valencia está ultimando estas semanas el plan de acción con el que quiere aumentar la seguridad de los ciclistas que circulan por la red de carreteras de titularidad provincial, un asunto que se ha convertido en prioritario para el área que dirige el diputado Pablo Seguí, quien confía en que este próximo otoño se empiecen a poner en marcha ya las primeras medidas.

“El planteamiento de la Diputación de Valencia se centra principalmente en tres líneas de actuación: refuerzo de la señalización de advertencia de la presencia de ciclistas, limitación de la velocidad de circulación a vehículos y ampliación de arcenes allí donde se detecte que son insuficientes, actuaciones que ahora hay que decidir cómo, dónde y cuándo se ejecutan”, ha indicado Seguí.

El diputado de Carreteras ha recordado que en esta tarea es “clave” la colaboración interinstitucional que ya se está llevando a cabo entre las administraciones estatal, autonómica y provincial, con el objetivo de diseñar un plan que minimice los riesgos para los ciclistas en las carreteras valencianas. Unos riesgos que, no obstante, en el caso de las vías titularidad de la Diputación de Valencia son menores por tratarse de carreteras con menor densidad de vehículos y por tanto con menor accidentalidad ciclista.

Así se desprende del estudio-diagnóstico efectuado en el primer semestre del año por los técnicos del área de Carreteras, y en el que se determinaban los tramos de la red provincial más frecuentados por los ciclistas y, dentro de ellos, los que registran una mayor accidentalidad. Se trata de 18 itinerarios que suman 260 kilómetros de los 1.800 del conjunto de la red y cuya accidentalidad según los datos del servicio de Seguridad Vial se ha mantenido constante en los últimos años en cuanto a número y cuyo nivel de gravedad es mucho menor al de otras redes de carreteras con mayor densidad de circulación.

Estos datos no evitan, sin embargo, que el interés de la institución provincial en esta materia sea máximo: “Desde el primer día hemos apostado por la seguridad vial como hilo conductor de todas nuestras actuaciones y ello implica no sólo aumentar los recursos que destinamos a mantener en perfecto estado nuestras carreteras sino también estudiar y llevar a cabo medidas complementarias, destinadas a esos otros usuarios que comparten la calzada con los vehículos y para los que debemos generar un ‘plus’ que garantice su seguridad”, ha declarado Pablo Seguí.

De hecho, no es la primera vez que la Diputación de Valencia mira hacia el colectivo de ciclistas que se desplazan por sus carreteras. Ya el pasado verano la institución llevó a cabo una campaña de señalización de puertos ciclistas, para advertir a los conductores de la posible presencia de estos usuarios y de la necesidad de extremar su precaución, y más recientemente se presentó un ambicioso Plan de Movilidad Ciclopeatonal, con 97 actuaciones proyectadas que alcanzan a 102 municipios y que supondrá una inversión de más de 36 millones de euros, dirigidas al resto de usuarios no motorizados de la carretera, como son las personas que utilizan las carreteras provinciales para desplazarse ya sea a pie o en bicicleta entre municipios, acudir a centros de ocio o de trabajo, o como recreo.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here