Ribó insiste en su preocupación por el impacto laboral de la ampliación del Puerto de València

283

El alcalde de València, Joan Ribó, ha manifestado hoy su sorpresa y su alerta ante el informe de la Coordinadora de Estibadores del Puerto de València que señala que el proyecto de ampliación del puerto conllevaría la destrucción de un tercio de los empleos que existen actualmente.

Ribó se ha reunido esta mañana en el Ayuntamiento con una representación de la coordinadora, en el marco de la serie de encuentros que está manteniendo con distintas instancias afectadas e implicadas en este ámbito.

De hecho el de la destrucción de empleo es un problema que ya apareció el pasado 24 de mayo en la reunión que mantuvo el propio Ribó, junto al vicealcalde Sergi Campillo, con representantes sindicales de CPS-Puerto de València. quienes ya aseguraron entonces que la compañía perderá más del 50% del tráfico de mercancías cuando se concentre el tráfico de MSC en una única terminal, lo que se traducirá en un centenar de empleos menos.

“Parecía que una de las premisas sobre las que se asienta el proyecto de ampliación del Puerto de Valéncia es la creación de riqueza y de puestos de trabajo”, ha señalado el alcalde al término de la reunión; “pero nos hemos llevado una enorme sorpresa al conocer la documentación que nos ha aportado la Coordinadora de Estibadores del Puerto con un estudio sobre el impacto de este proyecto sobre el empleo. La consecuencia más llamativa de este estudio es que la posible ampliación del puerto no generaría puestos de trabajo, sino todo lo contrario: la pérdida de, aproximadamente, un tercio de los 1.500 puestos de trabajo actuales”.

El alcalde ha subrayado su asombro ante esta circunstancia, que implicaría que “se pierdan unos 500 puestos de trabajo, como consecuencia de un proceso de robotización y automatización”. Este hecho se sumaría al resto de aspectos que el alcalde ha cuestionado sobre este proyecto portuario, como su efecto sobre las playas y sobre el transporte, el impacto medioambiental y paisajístico, o los millones de metros cúbicos que serán necesarios para llevar a cabo la posible ampliación, ha señalado.

“Pero este elemento que se suma ahora, la destrucción de empleo, nos preocupa profundamente”, ha afirmado Ribó, quien ha argumentado que “no es entendible que una entidad pública, como es la Autoridad Portuaria realice una inversión tan grande de dinero y de recursos, y que ello no se traduzca en creación de puestos de trabajo, sino de todo lo contrario”.

Joan Ribó se ha reunido con con los representantes de los estibadores, acompañado por el vicealcalde y concejal de Ecología Urbana, Sergi Campillo, y por el concejal de Movilidad Sostenible y Playas, Giuseppe Grezzi. El portavoz de la coordinadora, Pepe Moratal, ha agradecido al alcalde su preocupación e implicación, y ha señalado “el impacto laboral que puede tener el desarrollo de este tipo de infraestructuras”. El portavoz ha afirmado que la voluntad del colectivo es “trabajar para minimizar el impacto que el desarrollo de estas infraestructuras y la nueva terminal pueda tener sobre los trabajadores, y que se mantenga la calidad y las garantías del trabajo como corresponde”. “Si queremos hacer un Puerto atractivo y con estabilidad, es necesario generar empleos de calidad e infraestructuras sostenibles”, ha subrayado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.