Ribó anuncia el aplazamiento de los pagos de tributos municipales

29677

El alcalde de València, Joan Ribó, ha anunciado esta mañana el aplazamiento de los pagos de los tributos municipales y la suspensión del cobro de la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas. La Comisión Municipal Permanente de seguimiento de la crisis del coronavirus se ha centrado esta mañana en el pago de los tributos municipales, con el objetivo de ayudar a paliar los efectos de la crisis sanitaria sobre la economía valenciana. El alcalde de València, Joan Ribó, ha informado de todas las decisiones al término de la reunión de la Comisión, acompañado por la vicealcaldesa, Sandra Gómez, y el vicealcalde, Sergi Campillo.

«Hemos analizado la vinculación del pago de impuestos en este contexto especial, y la forma de retrasar la prórroga de los pagos o la posibilidad de mantener, atenuar o incluso eliminar determinadas tasas o impuestos», ha explicado el alcalde. Las decisiones, adoptadas «con motivo de las consecuencias sociales y económicas que está provocando la pandemia del COVID-19 tienen la finalidad de poder ayudar, en la medida de lo posible, a superar dichas consecuencias», ha añadido.

Se ha decidido prolongar hasta el 10 de julio el periodo voluntario de pago del Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Naturaleza Urbana (IBI), Impuesto sobre Bienes Inmuebles de Características Especiales, Tasa de entrada de vehículos, Tasa por quioscos en la vía pública y Tasa de cajeros automáticos en vías públicas. Asimismo, el cobro de los recibos domiciliados de todos estos tributos se retrasa del 30 de marzo al 30 de abril. Y, en el caso de tener domiciliado el pago del IBI en tres plazos, el primer plazo se retrasará del 30 de marzo al 30 de abril.

En cuanto al cobro de la tasa por ocupación de la vía pública con mesas y sillas se suspende temporalmente, y a los recibos ya pagados se les aplicará, en su momento, las medidas de ayuda que se acuerde. Desde el Ayuntamiento se recuerda la posibilidad de que se puede solicitar, sin cargo alguno, el aplazamiento y fraccionamiento del pago de tributos, siempre que su pago se produzca dentro del ejercicio. Este paquete de medidas incluye también la opción ya existente de solicitar una serie de bonificaciones a los impuestos y tasas (adjuntamos cuadro).

El alcalde València ha destacado que con estas medidas «se quiere dar un respiro a la ciudadanía y especialmente a los autónomos y pymes de la ciudad». «La administración municipal responde de forma rápida  y ágil a una situación imprevista que nos afecta a todos. Con esta flexibilización de los pagos queremos mostrar el apoyo a los sectores productivos de la ciudad a la espera de las medidas que tome el Gobierno de España», ha subrayado Joan Ribó.

Por su parte, el concejal de Hacienda, Ramón Vilar, ha destacado la suspensión del cobro de la tasa de mesas y sillas. «Mientras que los negocios de hostelería de la ciudad no estén activos no tienen por qué pagar esta tasa, y por esa razón paralizamos el pago a la espera de estudiar qué medidas tomamos dependiendo de la duración de esta situación excepcional».

Durante su intervención de hoy, el alcalde ha explicado que se han analizado también los efectos derivados de la suspensión de las mesas de contratación como consecuencia de la suspensión de todos los plazos administrativos. Tal como ha explicado, «en todo aquello relacionados con las adjudicaciones, vamos a intentar continuar desarrollándolos en la medida que sea posible para no perjudicar la marcha de la economía local».

En este sentido, Ribó ha recordado que a partir de hoy ya se puede empezar a cobrar el 25% de las ayudas a las comisiones falleras, tal como fue aprobado el pasado viernes. Joan Ribó ha añadido que se está trabajando con toda celeridad para hacer frente también al 50% que falta (del 75% restante de cada monumento, que tradicionalmente corría a cargo de las comisiones y que en esta ocasión será financiado por el Ayuntamiento), tal como también se informó el pasado viernes. De esta manera, el Consitorio asume el 62,5% del coste total de los monumentos para que las comisiones falleras cumplan con sus compromisos.

El alcalde ha señalado que se está trabajando con toda celebridad para que los aspectos administrativos de la iniciativa estén concluidos antes de acabar el mes de marzo. «Sabemos que el tema fallero es muy importante desde un punto de vista emocional porque es el movimiento social más importante de la ciudad, pero además es fundamental dar economía a las comisiones falleras inmediatamente, porque si no muchas pequeñas empresas de muchos sectores caerán en quiebra; desde el Ayuntamiento vamos a aportar cuanto antes estos recursos para que sostener a todos estos sectores, que son muy amplios en la ciudad de València».

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.