El Racó de l'Olla ya es la mayor colonia de gaviota cabecinegra de la península ibérica

439

El Racó de l’Olla ya es la mayor colonia de gaviota cabecinegra (Larus melanocephalus) de la península ibérica y una de las mayores colonias mundiales con 1379 parejas, una cifra que duplica la existente en 2020, que era de 690 parejas. Así se recoge en el censo de aves nidificantes que el servicio municipal de Devesa-Albufera ha realizado en este espacio del parque natural.

Charrán común
Charrán común

La gaviota cabecinegra es un pájaro marino de pequeño tamaño con plumas de colores que varían en función de la edad del ejemplar. Su elemento más característico es la caperuza negra que luce en la época reproductora. Está presente en los humedales mediterráneos y de la Mancha.

Gaviota cabecinegra
Gaviota cabecinegra

La población de la especie no ha dejado de crecer desde 2001. El éxito de la implantación de esta colonia radica, según los expertos, en la capacidad de la especie para explotar los recursos disponibles en el perímetro de huertas del parque natural.

 

La anátida más amenazada de Europa

Por su parte, 3 parejas de cerceta pardilla (Marmaronetta angustirostris) han conseguido reproducirse este año en el Racó. La cerceta pardilla es la anátida más amenazada de Europa y, en los últimos años, solo se había podido detectar la reproducción de una o dos parejas de aves.

La cerceta es una anátida nadadora de medida mediana, de unos 40 centímetros de largo y unos quinientos gramos de peso. Tiene el cuello y el pico largo y un plumaje de color terroso con manchas claras. Vive en las lagunas dulces o salobres y se alimenta de insectos, moluscos y plantas acuáticas. La cerceta está catalogada como especie en peligro de extinción en España y solo quedan unas decenas de parejas en toda Europa. Las tres parejas reproductoras que han elegido el Racó de l’Olla para reproducirse ponen de manifiesto el potencial de esta reserva y su importancia en el mantenimiento de la especie.

Gigüeña común
Gigüeña común

El Racó de l’Olla es uno de los espacios más importantes para la conservación de la biodiversidad en el parque natural de la Albufera. Es un espacio único en el humedal que permite la nidificación de varias especies de aves acuáticas. Además, contiene unas de las colonias más importantes de aves marinas del litoral ibérico aprovechando la proximidad con el mar y el golfo de València.

Por su parte, este año se han podido localizar 1022 parejas de charranes patinegros (Thalasseus sandvicensis) y 424 parejas de charranes comunes (Sterna hirundo), un aumento que contrasta con el colapso que sufrieron en 2006.

Crías de charrán patinegro
Crías de charrán patinegro

El vicealcalde y concejal de Devesa-Albufera, Sergi Campillo, cree que “el Racó de l’Olla, la parte de la reserva del Parque Natural de la Albufera que también es sede del Centro de Interpretación, nos continúa demostrando su capital importancia para la conservación de la biodiversidad, en este caso de la conservación de aves marinas”.

En este sentido, “un caso muy importante es el de la conservación de la cerceta, una anátida muy amenazada en Europa y que está catalogada como en peligro de extinción. En los últimos años la reserva había acogido una o dos parejas reproductoras, y este año han sido tres las que han conseguido reproducirse en la reserva. Esto es importante porque está en peligro de extinción”.

Tadorna tadorna
Tadorna tadorna

El vicealcalde ha destacado, además, que el Racó es “una de las mayores colonias mundiales de la gaviota cabecinegra”. Para el concejal, “esta especie ha tenido un desarrollo espectacular porque empezó a colonizar este espacio en 2001, y no ha dejado de aumentar. Es más, en el 2021 se ha duplicado la población respecto al 2020. Son buenas noticias para la biodiversidad y para la Albufera”.

 

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.