Quart recibe de la CHJ los huertos ecológicos del Parque Fluvial del Turia tras dotarlos de riego

0
321

El Ayuntamiento de Quart de Poblet acaba de recibir de la Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ) el espacio de huerto ecológico creado en el Parque Fluvial del Turia, en término del municipio. Tras años de espera, por fin, se ha podido poner en marcha el sistema de riego, que abastecerá de agua del río a los huertos, permitiendo de esta manera la cesión al consistorio de estos terrenos para “su uso, explotación, mantenimiento y explotación como huertos de ocio y aprendizaje para la ciudadanía”, según consta en el acta de entrega, firmada por la alcaldesa, Carmen Martínez.

Quart de Poblet es cabecera del Parque Fluvial del Turia y alberga dos infraestructuras características de este espacio natural: el Centro de Interpretación de la Naturaleza (CIN) y los huertos ecológicos. A pesar de que las obras finalizaron definitivamente en 2011, hasta el año pasado no se pudo formalizar la cesión del CIN y ahora la de las parcelas cultivables, como reclamaba el Ayuntamiento. Problemas con el abastecimiento eléctrico y, posteriormente, la necesidad de reparar la infraestructura de riego y las instalaciones de los huertos lo habían impedido.

El Huerto Municipal Ecológico está ubicado en una finca de 1,63 hectáreas, y se creó con la finalidad de “promover la educación ambiental, fomentar la participación ciudadana y el desarrollo sostenible, así como conocer con un contacto directo las distintas especies de huerta tradicionales y autóctonas, cómo cultivarlas y su interacción con los medios de producción, tierra, agua, semillas y laboreo”, según consta en el proyecto del Parque.

En realidad, se diseñaron dos áreas diferenciadas. El llamado huerto ecológico de conocimiento ocupa la zona principal de acceso a la finca, en un recinto vallado de forma cuadrada que, en el centro, tiene un espacio con forma de reloj solar. Alrededor de este reloj, se distribuyen en círculo doce huertos de 100 metros cuadrados con pasillos entre cada uno de ellos de dos metros de ancho. La otra área la configuran huertos de unos 50 metros cuadrados.

El proyecto establece que en estas parcelas se introducirá el cultivo de hortalizas y verduras de forma tradicional, es decir, dejando que los productos maduren en el campo y no en almacenes como en la agricultura intensiva.

Durante este tiempo, el Ayuntamiento además de mantener reuniones constantes con la CHJ para buscar una solución que desbloqueara la puesta en marcha de los huertos, ha ido avanzando en la elaboración de un reglamento para regular los usos de estos terrenos. Existe un borrador y se está estudiando abrirlo a la participación ciudadana.

El objetivo es que los huertos tengan una función formativa, orientada a escolares y a la población en general, y también que puedan ser cultivados por ciudadanos y ciudadanas interesados en hacerlo, según las condiciones que se establezcan en el citado reglamento. El Ayuntamiento ya lleva tiempo realizando actuaciones para potenciar la agricultura ecológica y tradicional, con iniciativas como el convenio suscrito con la Asociación para la Agricultura Ecológica L’Animeta, que gestiona unos huertos también en el río. Contará en esta tarea también con las aportaciones que se realicen desde el Centro de Interpretación de la Naturaleza, gestionado por la Fundación Limne, y con otras colaboraciones que puedan surgir.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.