Las fallas infantiles de septiembre ardieron en Valencia

341

La ciudad de València ya no tiene fallas infantiles. En un horario inédito, antes incluso de caer la noche, para poder cumplir con la tradición antes del toque de queda que termina precisamente esta noche, una a una han ido cayendo pasto de las llamas todos los monumentos infantiles.

Lágrimas, cánticos, abrazos, y un raudal de emociones han inundado a todas y cada una de las falleras y falleros de la ciudad, empezando por la Fallera Mayor Infantil de València, Carla García, y su Corte de Honor, que junto al presidente de la Junta Central Fallera, Carlos Galiana, el alcalde Joan Ribó, y otras personalidades de la corporación municipal y de la vida social del 'cap i casal'.

La falla de Ceballos y Sanabria, que bajo el lema ‘Saps qui soc?’ ha hecho las delicias de pequeños y mayores en la plaza del Ayuntamiento, un ‘murciélago’ elaborado con paja de arroz y bautizado con el nombre de ‘Foc Penat’, ha iniciado la Cremà de la falla dando paso a la acción devoradora y depuradora a la vez de las llamas.

Tirar lo malo para disfrutar de lo bueno, en un ancestral acto de renovación, se convertía en un signo cargado de más significado que nunca en la primera Cremà en más de un año y medio, por lo que el final de un reinado que se atisba con las llamas es aún más doloroso, pero también más gratificante.

Los abrazos, los cánticos y los bailes de estas falleritas que representan a todos los infantes del mundo fallero, sustituyen a las lágrimas y los lamentos. Porque en apenas seis meses, además, volverán las Fallas a València y, como todos esperamos, en clave de normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.