La Generalitat consigue regularizar el suministro eléctrico de 27 familias de Alfafar que estaban ‘enganchadas’ ilegalmente

1024

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática está impulsando de forma conjunta con i-DE, la empresa distribuidora del grupo Iberdrola, una campaña de regularización del suministro eléctrico en las comunidades de vecinos del parque público de la Generalitat en las que existen enganches irregulares.

Este programa, centrado en eliminar los riesgos de incendio y de inseguridad que los enganches suponen para el vecindario en su conjunto, permite también la regularización de los contratos de suministro de los ocupantes del parque público de viviendas.

Esta semana ha culminado con éxito el primer programa de regularización del suministro eléctrico, que se ha desarrollado en el grupo Mercedes Hernández de Alfafar.

Este grupo está constituido por cuatro comunidades de vecinos de 24 viviendas cada una de ellas, es decir un total de 96 viviendas, en las que se detectaron 27 viviendas conectadas al suministro eléctrico sin contrato y de forma irregular. Es decir, un 28 % de las viviendas mantenían conexiones irregulares que ponían en riesgo la seguridad del suministro eléctrico en el grupo.

La Generalitat, a través de la Entidad Valenciana de Vivienda y Suelo (EVha) y en colaboración con i-DE, ha puesto en marcha diversos planes de difusión de las medidas de apoyo para la regularización del suministro así como planes de concienciación de la necesidad de eliminar los riesgos de incendio y descargas eléctricas que suponen los enganches irregulares para los residentes.

En esas reuniones se les ofrecieron todas las facilidades y la información sobre las gestiones necesarias para dar de alta el contrato de suministro. Además, se alcanzó un acuerdo con i-DE para que estas familias realizaran un pago reducido y un aplazamiento de la deuda derivada del consumo durante el tiempo que han estado sin contrato.

Durante la campaña, se han llevado a cabo revisiones continuas de los cuartos de contadores, realizándose una primera intervención el pasado mes de mayo para restituir la seguridad de las instalaciones alteradas por los enganches. Destacar que en algunos casos ponía en riesgo la propia red de puesta a tierra del edificio, salvaguarda de las personas ante derivaciones eléctricas a las partes metálicas de electrodomésticos y otros equipos eléctricos.

Cuartos de contadores controlados

Una vez trascurrido el plazo para que las personas ocupantes hayan tramitado las altas del suministro y con las instalaciones adecuadas a la normativa vigente, se establecieron medidas para controlar el acceso a los cuartos de contadores, evitando de este modo el riesgo de nuevas conexiones irregulares.

Así, en el grupo de Alfafar, los cuartos de contadores han quedado protegidos mediante la implantación de cerraduras de seguridad, coordinándose el acceso a instaladores autorizados y personal de la compañía suministradora a través del administrador o la policía local.

Como complemento de seguridad, se han instalado alarmas sonoras y cámaras de vigilancia en el interior de los cuartos, de modo que ante cualquier intento de acceso se actuará de forma inmediata, evitando mayores desperfectos al patrimonio público.

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda, Rubén Martínez Dalmau, ha declarado que “la seguridad del vecindario que reside en el parque público es una prioridad”. Por ello, “el éxito de este primer programa de regularización de suministro nos anima a extender la experiencia al resto de grupos de viviendas”.

La Vicepresidencia Segunda y Conselleria de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, a través de EVha, está llevando a cabo programas de regularización de suministro eléctrico en grupos de Castellón, Alberic, Sagunto y Elche, entre otros.

Por otra parte, destacar que las mejoras del grupo de Alfafar continuarán con las obras que el departamento que dirige Martínez Dalmau tiene previsto iniciar a principios de 2020 dentro de un Plan de Intervención Integral Sostenible (PIINS) que está desarrollando.

Además de medidas de atención social y normalización de ocupación de las viviendas, el plan incorpora actuaciones sobre los elementos comunes de los edificios y los espacios libres, con el objeto de mejorar las condiciones de urbanización del entorno del edificio. Todo ello supondrá una inversión superior a los 610.000 euros.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.