La fiabilidad del test de velocidad en internet

377

La llegada de internet ha revolucionado nuestra sociedad y ha cambiado nuestros hábitos y forma de relacionarnos. Las nuevas tecnologías irrumpen en las empresas y hogares, y la demanda de un servicio de internet con calidad es una prioridad. No obstante, para saber si tenemos una conexión rápida y estable lo mejor es hacer un test de velocidad para conocer la subida y bajada de datos.

Muchos se preguntan si este barómetro es realmente fiable. Lo que sí se puede afirmar es que esta herramienta tecnológica es muy útil y funcional porque ofrece un gran número de datos, así como mediciones adicionales como el retraso (ping) o la estabilidad de la conexión.

Hacer una buena medición en internet

El test de velocidad te ofrece una información real sobre la conexión a internet que puede variar o verse alterada en función de algunos factores. Principalmente, si hay varios dispositivos conectados, va a influir en el resultado final. Por esta razón hay que desconectarlos.

Se recomienda hacer la medición mediante cable, aunque sabemos que en muchos casos esta opción no es viable. No obstante, también hay que asegurarse de que no haya obstáculos o interferencias que afecten al resultado.

Cuando se vaya a efectuar la medición, se recomienda que el PC tenga todas las pestañas cerradas, menos la que se usa para hacer la evaluación. Si se hace con el dispositivo móvil, esto no es problema alguno, pues lo normal es ejecutar solo una tarea.

Otro aspecto de vital importancia es la elección del servidor, ya que debe tener el suficiente ancho de banda como para poder enviar y recibir datos con mucha velocidad. Si está saturado podría proporcionar una medición errónea, por lo que lo mejor es usar el servidor ubicado en el proveedor de internet.

El funcionamiento de un test de velocidad

Un test de velocidad funciona de forma muy sencilla, ya que descarga y sube un paquete de archivos a un servidor. El paquete tiene un tamaño que determina la subida y bajada, así como la velocidad media de la conexión. Aunque, a nivel interno, se puede decir que el funcionamiento es más complicado, porque debe analizar el proveedor, la empresa que ofrece el servicio y el acceso a internet.

Posteriormente, habrá que medir la latencia. Para tal fin, manda pings desde el dispositivo que realiza el test hasta el servidor para valorar cuánto tarda en responder. Finalmente, hay que realizar la descarga de los archivos, y seguidamente volver a subirlos al servidor. Habrá momentos en los que se puedan observar cifras más grandes de lo habitual, estos son los picos de velocidad, denominados como peak.

En resumen, hacer un test de velocidad es una tarea muy sencilla. Lo normal es hacerlo cuando nos conectan el servicio o si notamos que el servicio de internet va más lento o hay cortes o interrupciones. Si el resultado final no se ajusta a lo contratado en el servicio, habría que contactar con la compañía para que nos puedan ayudar a mejorar la conexión.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.