La escasez generalizada de biomasa compromete la calefacción de los colegios públicos de Puçol

0
1021

La empresa suministradora de combustible de biomasa (pellets) para las calderas de calefacción de los colegios públicos de Puçol no tiene existencias. Otros proveedores reconocidos consultados por el Ayuntamiento de Puçol tampoco y los proveedores que venden al detalle piden plazos de entrega de tres semanas, sin garantía de entrega y con precios incrementados en torno a un 30 %.

Ante esta situación, la brigada municipal se está ocupando de traer desde la zona de Ontinyent y llevar directamente a los colegios públicos, aunque las cantidades son pequeñas para las necesidades reales de los centros.

Según ha informado el Ayuntamiento de Puçol en un comunicado, algunos centros ya han avisado a los padres de que lleven a sus hijos abrigados porque el suministro de combustible para la calefacción se ha visto comprometido por circunstancias del mercado.

El procedimiento habitual de los colegios públicos de la población consiste en informar al Ayuntamiento con una semana de antelación de la recarga de pellets para las calderas, cosa que realizan cuando los silos de cada centro se encuentran con baja cantidad.

Efectuada la petición por los colegios públicos el 23 de enero, ese mismo día se solicita por teléfono y por whatsapp el pedido a la empresa que actualmente lo suministra, Naturfoc, de reconocido prestigio y solvencia, que cuenta en su cartera con un millar de clientes, aproximadamente.

“Pedimos diez toneladas para cubrir las necesidades de los colegios Jaume I y Bisbe Hervàs, aunque al día siguiente ampliamos el pedido hasta veinte toneladas para rellenar completamente los silos de ambos colegios y del Lluís Vives. Pero ese pedido sigue pendiente de entrega”, apunta la alcaldesa, Lola Sánchez.

Ante este pedido, el proveedor manifiesta la imposibilidad de cumplir los plazos por causas ajenas a su voluntad, dado que en los últimos meses se ha producido una caída generalizada de la producción, inicialmente por falta de materias primas y, posteriormente, por la baja calidad de la materia prima que estaban recibiendo. Todo ello ha desembocado en una situación puntual de falta de pellets en los almacenes proveedores.

El 7 de febrero, tras realizar gestiones con distintos proveedores, se encuentra la posibilidad de conseguir en torno a mil kilos de pellets presentados en sacos de 15 kilos, “aunque es un formato con el que nunca habíamos trabajado, enviamos un vehículo de la brigada para recoger esos mil kilos en Montaverner y distribuirlo directamente entre los tres colegios públicos, lo que supone un esfuerzo adicional por los trabajadores municipales, ya que hasta ahora los pellets llegaban en contenedores de mil kilos y la empresa suministradora los vertía directamente en los silos de los colegios públicos, pero en esta ocasión son los operarios de Puçol los que vuelcan los sacos de quince kilos uno a uno”, aclara la alcaldesa.

Como la situación se mantiene y los proveedores continúan sin disponer de combustible de biomasa, los técnicos del Ayuntamiento han realizado gestiones con otros proveedores habituales, como Genertec y Biofor, y tampoco ellos disponen de pellets actualmente. En un nuevo intento por encontrar combustible, se ha consultado a los proveedores para usuarios domésticos, como Leroy Merlin y Bricor, quienes han confirmado la falta de suministro general y unos plazos de tres semanas para entregar cantidades limitadas y con un precio, en general, un 30 % por encima del habitual.

“Finalmente, hemos logrado confirmar tres mil kilos de pellets, siempre que vayamos a recogerlos a Ontinyent mañana martes, por lo que ya hemos avisado a la brigada municipal de obras para que se recoja este nuevo pedido y se distribuya entre los tres colegios públicos de la población”, finaliza la alcaldesa.

“Estamos buscando en todo tipo de proveedores, pero sencillamente no hay empresas acreditadas del sector que tengan disponibilidad en estos momentos de combustible de biomasa y la situación afecta a numerosas poblaciones, sobre todo en edificios públicos, como colegios y polideportivos”, explica.

No obstante, desde el Ayuntamiento esperan que los tres mil kilos que se entregarán a los colegios el martes 19 de febrero sean suficientes para cubrir la calefacción de los centros hasta que el mercado vuelva a la normalidad.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.