La CHJ actualiza el plan de riesgos de inundabilidad en l’Horta Sud para ajustarlo más a la realidad

0
501

La Confederación Hidrográfica del Júcar (CHJ), a través de la ingeniería Typsa, ha realizado un nuevo Plan de riesgo de inundaciones en l’Horta Sud, en concreto, en las cuencas de los barrancos de Picassent y del Poyo.

La actualización del plan de riesgo con los últimos avances tecnológicos permite mejorar la situación de los municipios respecto al Decreto de Modificación del Reglamento del Dominio Público Hidráulico del Ministerio de Agricultura y Pesca, Alimentación y Medio Ambiente, que declaraba inundable buena parte de sus términos municipales impidiendo que los ayuntamientos pudieran tramitar licencias de obras incluso para rehabilitaciones de viviendas particulares.

En 2017, los municipios afectados y la Conselleria presentaron recursos contencioso-administrativos contra el Decreto pero varios de ellos han sido desestimados al tratarse de una transposición de una normativa europea. El problema es que esa normativa incluía un plan de riesgos desfasado y que ofrecía datos “desproporcionados”.

La nueva cartografía pasará a exposición pública el 19 de julio pero hoy Albal ha acogido la presentación de estos trabajos que recogen información sobre la rambla del Poyo y los barrancos de Picassent, Pozalet y La Saleta.  El acto se ha celebrado esta mañana en el salón de plenos y ha estado presidido por el alcalde de la ciudad, Ramón Marí.

Más de 70 personas, entre las que se encontraban alcaldes, concejales y técnicos de Urbanismo de la comarca han acudido a la jornada donde han conocido algunas de las conclusiones del estudio los alcaldes de Aldaia, Guillermo Luján, Beniparrell, Salvador Masaroca, Massanassa, Francisco A. Comes, y la alcaldesa de Llocnou de la Corona, Paqui Llopis. En la elaboración de dichos mapas han colaborado los consistorios afectados, a través de sus servicios municipales.

El Comisario de Aguas de la Confederación Hidrográfica del Júcar, Miguel Polo, acompañado de técnicos del organismo ha expuesto los criterios respecto a la metodología utilizada y ha anunciado la apertura del preceptivo trámite de consulta pública que se extenderá por tres meses.

Ramón Marí ha explicado que fue una reivindicación de los ayuntamientos la de ajustar los cálculos de los mapas de inundabilidad y que partió de Albal, “con el nuevo informe hemos conseguido que se reduzcan en un 60 % las cuotas por riesgo de inundaciones”. El alcalde ha puesto en valor el trabajo realizado por los técnicos, “llevamos mucho tiempo reclamando una solución al informe estricto del 2016 que fue elaborado por el Ministerio y que mermaba la concesión de licencias urbanísticas y que además se alejaba de la realidad de los pueblos”. Al tiempo, ha agradecido la implicación en este proyecto de la Diputació de València que ha colaborado en la elaboración de los informes.

Por su parte, Miguel Polo, ha confirmado que con el estudio se ha conseguido que los resultados sobre el riesgo de inundaciones se ajusten más a la realidad disminuyendo el riesgo de inundación en general en todos los municipios.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.