Inician en el Parc Natural del Turia las pruebas de los cañones de agua regenerada del Proyecto Guardian

855

El proyecto Guardian, el pionero sistema de prevención que actúa en el Parque Natural del Túria y que se ha instalado en La Vallesa, ha iniciado esta semana las pruebas de funcionamiento de las 20 torres de cañones de agua como paso previo a su puesta en marcha definitiva.

Al inicio de estas pruebas han acudido la consellera de Agricultura, Desarrollo Rural, Emergencia Climática y Transición Ecológica, Mireia Mollà; el director general de Prevención de Incendios, Diego Marín, los alcaldes de Riba-roja y Paterna, Robert Raga y Juan Antonio Sagredo; el gerente de la Empresa Pública de Aguas residuales (EPSAR), Juan Ángel Conca y representantes de las empresas participantes del proyecto.

Todos ellos han podido conocer de primera mano los avances de esta iniciativa financiada por la Unión Europea destinada a aumentar la resiliencia en zonas de interfaz urbano-forestal del Parc Natural del Turia.

Barrera formada por 40 cañones de agua regenerada

La iniciativa persigue mejorar la resiliencia ante los incendios forestales a través de una barrera de contención del fuego formada por 40 cañones que se abastecen de agua regenerada.

Las 20 torres de cañones de agua ubicadas en el término municipal de Paterna están provistas de aspersores desde los que se lanzará agua regenerada bombeada desde los distintos depósitos construidos como parte del proyecto.

En la parte sur de La Canyada se han instalado 14 de las torres, de 16 metros de altura, mientras que en la parte norte se han levantado 6 torres más, de entre 18 y 20 metros de altura.

Con esta fase de pruebas el proyecto quiere conocer si el funcionamiento es óptimo o, si bien, hay que realizar ajustes para que, una vez en marcha, estas torres actúen como elemento de prevención y, a su vez, de contención en caso de incendio.

Todo ello porque a través de un algoritmo realizado por la Universitat Politécnica de Valencia, una de las entidades que participa en el proyecto, se realizarán riegos prescritos para mantener un nivel de humedad óptimo de la vegetación de la zona.

Además, en caso de incendio detectado a través de los sensores, los cañones, cuyo radio de acción es de 40 metros, se activarán inmediatamente para ayudar a evitar la propagación de las llamas.

Tras conocer su funcionamiento, la consellera ha remarcado la “circularidad” de la propuesta que emplea 80.000 m² de agua regenerada. “Esta experiencia pionera está directamente vinculada con los objetivos de reciclaje del 100% de las aguas residuales y con el Ciclo Integral que permite reutilizar el recurso agua”

El director general de Prevención de Incendios de la Generalitat  ha concretado que la Comunitat “dispone de 303 depósitos de agua. al tiempo que EPSAR cuenta con 487 estaciones de depuración repartidas entre todo el territorio y cuyas aguas saneadas podrían utilizarse como abastecimiento de los depósitos”.

El gerente de la EPSAR, Juan Ángel Conca, ha valorado la unidad de regeneración empleada en Riba-roja como fórmula para completar el tratamiento de otras 114 estaciones de depuración con reutilización directa.

Por último, Juan Antonio Sagredo también ha señalado que “la instalación de estos elementos constituye un importante avance en la implementación de este pionero programa basado para la prevención de incendios en La Vallesa y el Parque Natural del Túria, y que supondrá un escudo defensor del entorno y del núcleo residencial de La Canyada”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.