Hosteleros de Russafa presentan un recurso ante el Constitucional por la ZAS

313

La Asociación por una Hostelería Responsable de Russafa –Al Balansí-, con la colaboración y participación de la Federación de Hostelería de Valencia, ha presentado en el día de hoy un recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional reclamando su protección ante la indefensión jurídica provocada por el inicio de los trámites administrativos realizados por el Ayuntamiento de Valencia con relación a la declaración de una Zona Acústica Saturada (ZAS) en el barrio de Russafa.

La base del recurso está fundamentada en la Ley de Procedimiento Administrativo Común (Ley 39/2015), y más en concreto, en su artículo 8, que determina que si durante la instrucción de un procedimiento se advierte la existencia de personas que sean titulares de derechos o intereses legítimos y directos que puedan resultar afectados por la resolución que se dicte, será necesaria la comunicación a dichas personas o entidades, de la tramitación del procedimiento, por lo que en caso contrario se podría cuestionar la validez del procedimiento judicial y administrativo.

En relación con lo anterior para los hosteleros del barrio de Russafa, el Ayto. de Valencia, debió comunicar por los cauces oportunos a la Federación de Hostelería de Valencia y a las pymes hosteleras del Barrio de Russafa, del inicio del procedimiento judicial en el TSJ y de las medidas que pudieran adoptarse, empezando por la realización del estudio acústico del barrio, teniendo en cuenta que el principal afectado sobre la realización de las mediciones acústicas y las futuras medidas que puedan adoptarse en la ZAS, son las propias pymes del ocio y la hostelería.

 

En este contexto, y teniendo en cuenta que el Ayto. de Valencia no ha realizado estas actuaciones ni comunicado formalmente a los posibles afectados, las organizaciones empresariales del sector hostelero se han visto en la necesidad de plantear este recurso de amparo ante el Tribunal Constitucional que permita garantizar el derecho de defensa de las pymes del ocio y la hostelería del barrio de Russafa.

 

Además, la Asociación por una Hostelería Responsable de Russafa -Al Balansí-, quiere poner de manifiesto la inoportunidad absoluta de las actuaciones anunciadas por el Ayto. de Valencia tras la última junta de gobierno del pasado mes de julio, teniendo en cuenta que la actividad de las pymes del ocio y la hostelería siguen sometidas a las severísimas restricciones impuestas por la Generalitat en el contexto de la crisis del COVID, después de 18 meses de todo tipo de limitaciones a la actividad de las pymes, toques de queda y suspensiones de la actividad sectorial, que han impedido generar ningún tipo de impacto acústico en horario nocturno, y cuando las pymes se encuentran ante una situación crítica y desesperada para su supervivencia, lo que hace absolutamente incomprensible la activación de un procedimiento como es el de la declaración de una Zona Acústica Saturada en el barrio de Russafa.

 

Todo ello en un momento en el que deberían ser las políticas de impulso, dinamización y reconstrucción del sector y de la actividad de las pymes y defensa de los puestos de trabajo, la principal prioridad de la administración local.

 

Asimismo, todas estas actuaciones del Ayto. de Valencia incumplen los compromisos adquiridos por el consistorio durante la anterior legislatura que debían desembocar en la puesta en marcha de un Observatorio del Ocio y el Turismo, contando con la participación del movimiento vecinal, las asociaciones de consumidores y de las asociaciones sectoriales del ocio, el turismo, la cultura y la hostelería de la ciudad. En este sentido, hay que tener en cuenta que el sector lleva esperando más de 2 años, desde que el Pleno del Ayuntamiento de Valencia aprobó la creación del Observatorio del Ocio y el Turismo, y que ha tenido todo este tiempo para abordar con recursos y medios económicos y materiales, la puesta en marcha de un verdadero Plan de Medidas para minimizar el impacto ambiental de la actividad del turismo y la hostelería, en lugar de la aplicación de medidas restrictivas absolutamente injustas y desproporcionadas contra las pymes frente a la necesidad de abordar y diseñar globalmente un Modelo de Ocio para la ciudad de Valencia y un plan capaz de proteger el desarrollo turístico de la ciudad en el contexto de la crisis más grave que ha vivido a lo largo de toda su historia.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.