Carta a la vida: recopilaciones sobre mi muerte

0
319

13/09/2017

madrugada

En el momento en que el óvulo de nuestra madre es fecundado por el espermatozoide de nuestro padre, empezamos el corto paseo por la vida para encontrar a la muerte. Durante el paseo, maldecimos la vida, cuando en realidad deberíamos maldecir a nuestros padres por llevarnos al mundo sin nuestro permiso. Maldecimos nuestra suerte, cuando la suerte, es el producto de nuestra actitud diaria. Lo maldecimos todo, cuando todo es el resultado de lo que deseamos y hacemos.

No quiero flores en mi tumba. Tampoco quiero ser enterrado, quemad lo que quede de mi cuerpo después de que algún hospital haya aprovechado algo. No quiero llanto el día en que muera, ya habéis llorado lo suficiente por mí. No quiero palabras gratas sobre mí, el día de mi muerte, ni después, suficiente os habré dicho yo durante mi paso por la vida. No quiero que os pongáis tristes por mi muerte, mucho os he hecho sufrir en la vida. No quiero ceremonias solemnes, el día de mi muerte, siempre he sido un ser despreciable.

Porque, todo son alabanzas, cuando se está muerto .- “Había sido una gran persona, un inmejorable esposo y padre, benefactor de todos los más necesitados ….”

No, no quiero que digáis mentiras y os condenen para encontrarnos, después, en el infierno. Mucho tiempo estuvimos juntos, durante mi paseo por la vida, para tener que aguantarnos, unos a otros, durante la eternidad.

06/05/2018

Durante mi paso por la vida, algunas personas, pocas, se han alegrado de conocerme y otras, muchas más, han maldecido mis huesos. Así continuará hasta que llegue el momento de cambiar de estado.

Cuando muera, aquellas personas a las que les haya gustado mi estancia en este mundo, no me hagáis ningún funeral, que den, a otras personas, los órganos que sirvan y que, en algún hospital, los estudiantes, aprendan cosas. Con lo que quede, haced lo que deseéis, quemarlo o hacer comida para las fieras.

Cuando muera, aquellas personas que me habéis odiado, maldecido los huesos y me habéis deseado la muerte, en más de una ocasión, no me hagáis ningún funeral. No habléis de mí diciendo que he sido una buena persona … Tampoco me llevéis flores a ninguna parte, ni soltéis ninguna lágrima, ya no hace falta más hipocresía.

Nunca os he odiado ni deseado ningún mal, no hagáis que, desde la muerte, cambie de idea y os arremeta mientras viváis.

14/05/2018

El día que voluntariamente parta, acompañando a la muerte, quisiera hacerlo en silencio, no soy persona que me gusten las grandes ceremonias, ni tampoco soy persona que tenga a su lado personas que me las quieran o puedan hacer.

El día que voluntariamente parta, acompañando a la muerte, por favor, dedicadle, de mi parte, a Julietta, la canción de Lluís Llac “AMOR PARTICULAR” .Asimismo, a mis hijas, Laia y Marina, la de en José Antonio Labordeta “CANTO A LA LIBERTAD”. A los pocos amigos que me queden, y a mi familia, la de Jaume Sisa  “QUALSEVOL NIT POT SORTIR EL SOL”..

A mí, como que estaré muerto, no hace falta que me dedique nada. Mis oídos no podrán escuchar, mis ojos no podrán ver nada, de mi boca ninguna palabra podrá salir, mi cuerpo nada podrá sentir.

Y, sobretodo, cuando eso suceda, Sed felices, por fin, sin mí.

Sinto petit

23/09/2019

Sinto Petit | @Sinto_petit | Ganador del I concurso de Tuit-Relatos de Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.