Carencias de personal podrían obligar al cierre de los teatros Principal y Rialto

440

Las aguas andan un tanto revueltas en el seno del Institut Valencià de Cultura (IVC). El comité de empresa ha alertado de lo que han calificado como una situación laboral insostenible debido a la falta de personal y una escasa programación lo que, según su criterio, podría poner en peligro de cierre el teatro Principal y las salas del Rialto.

Así se desprende del comunicado hecho público por el Comité de Empresa del IVC en el que se pone de manifiesto la situación creada por los gestores actuales de la entidad. Los representantes sindicales de los trabajadores hablan de carencia de personal hasta el punto de suponer un creciente riesgo de accidentes laborales y una sobrecarga poco recomendable.

El traslado de los institutos culturales al sector público, así como los diferentes ERE de la etapa del PP, han derivado en una plantilla “exigua” que, ante la creciente programación, ha dado como resultado una situación insostenible.

A su juicio, ello “puede provocar que instituciones tan queridas y señaladas como el Teatro Principal de Valencia o las salas del Rialto, no puedan levantar el telón en un futuro cercano”.

Abel Guarinos, director del IVC, ha reconocido por su parte que hay una programación amplia y que es algo positivo. No obstante, ha rehusado caer en el “alarmismo” y ha señalado que a día de hoy “no se ha cerrado ningún teatro” y que no peligra “nunguna actividad concreta”.

Guarinos asegura que se está trabajando bien pero cuando no se puede llegar, se refuerza la plantilla con autónomos y pymes del sector técnico y publicitario. También ha recordado que está a punto de publicarse la Oferta Pública de Empleo para 17 plazas en centros del IVC y está pendiente de aprobar otras 15, y ha explicado que muchos de los trabajadores finalizan contratos “que han ido encadenando a lo largo de los años” y en “4 ó 5 casos, sin posibilidad de renovación”.

Siguiendo con la versión del Comité, éste ha advertido que el personal temporal en fraude de ley llega a suponer la mitad del personal del IVC y que los directivos, “lejos de asumir la problemática de frente, ni siquiera reflejan las necesidades de personal permanente en los documentos oficiales”.

Por otro lado ha añadido que “tampoco logran solventar la carencia de bolsas de trabajo eventual, absolutamente necesarias en el campo artístico y cultural en el que la entidad desarrolla su actividad”. “Al contrario, esconden este problema con contrataciones externas de dudosa legalidad y sin duda ilegítimas”, ha criticado el comité.

Los responsables sindicales han concluído que “todo esto nos ha llevado a una situación compleja, irregular e inmoral, además de cuestionable políticamente: un gobierno que nos lleva a privatizar los servicios culturales”, según el comité. “Un gobierno -han añadido- al que no le importa la calidad de sus servicios, a menos que sean de cara al público y puedan salir en la foto”.

El Comité de Empresa del IVC ha instado a las administraciones públicas a actuar: “Ha llegado el momento de pedir a los políticos que sean valientes (…) Les pedimos que dejen de salir en la foto, que dejen de desfilar en las entregas de premios y reflexionen de verdad sobre la importancia de la cultura”, concluye el comunicado.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.