Bonrepòs i Mirambell aprueba un presupuesto para 2018 de 2,6 millones y una previsión de rebajar la deuda a 600.000 euros

1155

El pleno del Ayuntamiento de Bonrepòs i Mirambell ha aprobado el presupuesto municipal para el 2018, que asciende a 2.590.814,45 euros, con los votos a favor de los miembros del equipo de Gobierno, Pspv-Psoe y Compromís, y el voto en contra del Partido Popular.

Según las cuentas del próximo año, la previsión es acabar el ejercicio con una deuda de 599.000 euros, un 60 % de la existente cuando accedió a la Alcaldía el actual equipo de Gobierno. Entonces, la deuda era de 1.035.000 euros. De cumplirse las previsiones, se registraría una reducción de un 42 % de la deuda en tres años y medio. En este presupuesto se amortizan 131.689 euros. Así, a 31 de diciembre de 2018 se habrán liquidado más de 435.000 euros de deuda. Al final de la legislatura se habrá amortizado el 50 % de la deuda.

Desde el equipo de Gobierno señalan que este presupuesto “consolida el giro social que se plasmó en los presupuestos municipales de 2016 y 2017, donde claramente se apuesta por poner más recursos del Ayuntamiento al servicio de las personas que más lo necesitan del municipio”.

Se vuelven a remodelar los Servicios sociales en 2018. “Pasaremos a tener dos asistentas sociales, dándoles la dimensión que necesitan. Cuando llegamos al gobierno teníamos una asistenta social a media jornada, pasaremos a tener dos a jornada completa en Bonrepòs i Mirambell, todo sin que le suponga más gasto al Ayuntamiento”, ha explicado el concejal de Hacienda, Jesús Raga.

También se aumenta la partida de reparación escuelas para asumir las catas que se necesitan para terminar de definir la ampliación del colegio con el Pla Edificant y poder eliminar los barracones.

En cuanto a inversiones, en las próximas semanas se pondrán en marcha los IFS, con el asfaltado de varias calles y la obra de mantenimiento y conservación del almacén de San Ferran, sumando las dos 77.800 euros. También se van a cambiar las puertas y ventanas del colegio, logrando una mejora energética del 10 %; se han cambiado las farolas de la plaza, se ha comprado un desfibrilador y pronto llegarán los chalecos para la Policía Local.

Por otra parte, están adjudicadas la ampliación del cementerio por 30.000 euros y otros 61.000 para cambiar el fibrocemento del techo del Hogar. Además, se invierten 8.500 euros para ampliar la calzada de Hervassers, 8.000 euros para pintar y acondicionar los frontones y 105.000 euros para acabar de cubrir la pista de los paelleros.

También se han adquirido unas gradas desmontables para el campo de fútbol, propuesta ganadora de los presupuestos participativos 2017 y también se ha adquirido una pista multideporte de 10×20 metros con porterías y canastas, propuesta que quedó segunda.

Más adelante se definirá el destino de los 240.000 euros de los PPOS 2018, una vez esté terminado el proyecto del hogar parroquial, cerrado por una sentencia judicial, asumiendo lo necesario para abrir el local en condiciones óptimas. También se decidirá el destino de los 120.000 euros del fondo de cooperación municipal.

“Con todo lo invertido y lo previsto, al final de la legislatura se habrán invertido más de dos millones de euros”, concluye Raga.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.