Ayuntamiento y Conselleria acuerdan ceder el derecho de tanteo para adquirir viviendas sociales en Picanya

629

El vicepresidente segundo y conseller de Vivienda y Arquitectura Bioclimática, Rubén Martínez Dalmau, ha firmado un convenio con el alcalde de Picanya, Josep Almenar, para la cesión de derecho de tanteo y retracto que permitirá al ayuntamiento comprar viviendas para atender las necesidades habitacionales del municipio.

Josep Almenar y Rubén Martínez Dalmau firman el convenio/ Foto: GVA

El vicepresidente ha manifestado que "con la firma de este convenio el ayuntamiento de Picanya se suma en la red de municipios y entidades municipales colaboradoras de la Generalitat en materia de vivienda. Una red cada vez mayor que está permitiéndonos ampliar el parque público de vivienda atendiendo, con una mayor precisión, a las necesidades habitacionales de cada municipio".

Asimismo, ha señalado que con ello se está avanzando en un objetivo estratégico de la Vicepresidencia Segunda y Consellería de Vivienda contemplada en el Plan Hàbitat 20-30 y que es la municipalización de las políticas de vivienda.

"Un paso que, en los próximos meses, dará un nuevo salto cualitativo con las diferentes actuaciones que estamos articulando desde la Conselleria para canalizar los fondos europeos hacia las entidades locales", ha indicado.

"Desde el inicio de nuestra gestión al frente de la vicepresidencia segunda hemos defendido la importancia de que los ayuntamientos tuvieran un papel central en lo relativo a la gestión del parque público de vivienda y la firma de este convenio es un gran paso en este sentido", ha subrayado Martínez Dalmau.

El vicepresidente también ha destacado que ya son una treintena los consistorios y mancomunidades que se han adherido al convenio porque "una atención cercana como la que ofrecen las administraciones locales es fundamental cuando hay problemas, especialmente cuando se trata de emergencias habitacionales".

El ayuntamiento de Picanya puede optar a las subvenciones que la Vicepresidencia tiene para que los municipios adquieran vivienda y que este año ascienden a diez millones de euros.

Las viviendas que el ayuntamiento de Picanya compre a través del tanteo y retracto se calificarán de protección oficial con carácter permanente, por lo que se incorporarán a su parque público municipal. Por tanto, será el Ayuntamiento el encargado de gestionar estas viviendas, cuyos términos de cesión y gestión se plasmarán en un convenio próximo.

Otra de las ventajas sobre la cesión de este derecho es que se asegura una mayor proximidad en los servicios que se prestan en materia de vivienda y, en consecuencia, para resolver los problemas que surjan a la mayor celeridad posible.

Ya son una treintena las entidades locales que se han adherido a este convenio con la Generalitat, resultado del Decreto Ley 6/2020, de 5 de junio, del Consell, para la ampliación de vivienda pública en la Comunitat Valenciana mediante los derechos de tanteo y retracto.

Con él, la Generalitat puede ceder los derechos de adquisición preferente al municipio donde se ubique la vivienda objeto de tanteo o retracto, algo que podrá ejercer directamente o a través de un ente público en el que delegue las competencias de vivienda

Actuación en marcha

Después de la reunión, el vicepresidente y el alcalde y el secretario autonónimo de Vivienda y Función Social, Alejandro Aguilar, han visitado las obras que se están desarrollando en Picanya, en el marco del programa de fomento de la regeneración urbana y rural (ARRUR) de los planes estatales de vivienda 2013-2016 y 2018-2021.

La actuación comprende las obras de rehabilitación de 57 viviendas, así como la reurbanización del entorno, y que cuenta con un un presupuesto que ronda los 900.000 euros. Se trata de dos bloques de viviendas situados frente a la línea ferroviaria de las calles Doctor Gómez Ferrer, San Antonio Abad, Virgen de Pilar, y la avenida de Santa María del Puig.

Los principales objetivos del programa de regeneración son mejorar de forma integral tejidos urbanos residenciales desfavorecidos, recuperar conjuntos históricos, centros urbanos, barrios degradados -incluidos expresamente la infravivienda y el chabolismo- y núcleos rurales.

Las ayudas del programa ARRUR del Plan estatal de vivienda persiguen el fomento de la conservación, la mejora de la eficiencia energética y la implantación de la accesibilidad universal, no solo de los edificios, sino también del entorno urbano, por lo que repercuten directamente en la mejora de la calidad de vida de vecinas y vecinos.

El proyecto prevé que la rehabilitación y la regeneración urbana reciban fondos europeos del Fondo de Recuperación Next Generation-instrumento concebido por la UE para impulsar la reconstrucción de una Europa más ecológica y resiliente tras el impacto de la COVID-19.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.