Aterriza en Valencia la autoterapia de Izal

0
374

Se quedaron cortos. Los pronósticos de Izal de “caldear” la Plaza de Toros de Valencia no contaban con la fidelidad del público valenciano y su disposición total a acudir a la cita siempre que la banda aterriza en la capital del Turia. La Plaza de toros se quedó pequeña.

Y es que las entradas para el concierto del pasado sábado se agotaron allá por el ya lejano mes de enero. Como ellos mismos reconocían tras las primeras canciones ante el llenazo absoluto, “teníamos que haber reservado dos días la Plaza de Toros”.

El de Mikel, Gato, Iván, Alejandro y Diego fue un aterrizaje estelar. Y con este ambiente tan favorable para surcar nuevos territorios los tripulantes de la nave de la Autoterapia, que les está haciendo girar por toda España, llegaban directos de su viaje espacial con el traje de astronautas puesto, dispuestos a interpretar su cada vez más abultada discografía.

En las más de dos horas de concierto sonaron los principales temas de su último trabajo: Pausa, Autoterapia, El Pozo o Billy Murray, sin olvidar ni descuidar sus canciones más bailadas y escuchadas de anteriores discos; las que, en definitiva, les han llevado a convertirse en la banda de masas que son en la actualidad y a consolidar a un público tan fiel.

Mikel cumplió la promesa que hizo nada más comenzar el concierto: “esta noche va a ser ‘mel de romer’”. La Gretch USA Custom de Alejandro llevó el ritmo, frenético, durante toda la noche; el ukelele de Mikel hizo acto de presencia en unos cuantos temas y los nuevos sonidos de Izal, con experimentaciones y nuevos sonidos hicieron disfrutar una vez más al público valenciano. Una música muy “britpop” y que suena con ecos de Bowie o Queen.

Fue una noche también para la nostalgia y los recuerdos. Alejandro, que tocaba en casa, recordó la primera vez que asistió a un concierto, precisamente en la Plaza de Toros. Una buena parte de la grada la ocupaba una nutrida representación de su gran familia, que no quiso faltar y apoyó al batería en una noche tan mágica y especial. Mikel pasó lista a los presentes y recordó los primeros conciertos en Valencia en salas pequeñas como la Wah Wah o Matisse. Luego llegaría el turno de espacios más multitudinarios como la Fuente de San Luís o plataformas como el Festival de Les Arts. Los vídeos caseros de los momentos más familiares y entrañables de la infancia de los cinco integrantes que se proyectaron durante el tema Qué bien sumaron ternura y emoción al concierto.

Una vez más el directo fue la declaración de principios de Izal, “la verdad de todo músico”, como el propio Mikel afirma y donde sin duda más les vemos disfrutar. Esperaremos hasta la próxima ocasión para poder disfrutar con ellos en Valencia.

Texto y fotos: Marta Pérez Ortiz

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.