Torrent concluye la demolición del antiguo mercado e inicia el estudio arqueológico de la zona

0
128

Torrent ha concluido las obras de demolición del antiguo mercado y ha iniciado el estudio arqueológico previo al inicio de las obras de construcción del nuevo mercado municipal para determinar si existen restos arqueológicos.
Hasta la fecha tan solo se han encontrado los cimientos de una manzana de casas antiguas que en el año 1963 fueron demolidas para la construcción del mercado ahora derruido. El proceso se alargará durante unos meses y los trabajos los esta dirigiendo una arqueóloga que determinará el valor de los hallazgos.

Las excavaciones están siendo supervisadas por técnicos de la Dirección General de Patrimonio. De esta forma se realizan visitas a las obras del mercado para realizar un seguimiento de los levantamientos de hormigón, pavimentos y alcantarillado para llevar a cabo un análisis exhaustivo sobre todo lo que ocurre previamente a la actuación urbanística.

El nuevo mercado municipal

La nueva edificación se adaptará a la Propuesta de Ordenación de la Plaza, retrasando la línea de fachada del mercado hasta alinearla a las edificaciones colindantes, procurando una distancia mayor con la torre medieval, recuperando una posición central en la nueva plaza ya que se trata del Bien de Interes Cultural mas importante de la ciudad.

El edificio contará con tres plantas sobre rasante y dos sótanos. Atendiendo a la forma de la parcela y a la prevista peatonalización de la calle Cervantes, el vestíbulo del edificio se dispondrá paralelamente a esta calle. Desde este se dará acceso a cada nivel. Además, la construcción contará con dos ascensores, una escalera principal y unas escaleras mecánicas que vinculan las plantas en sentido ascendente. En la zona de carga y descarga de la calle Baviera se incluirán dos montacargas que conectarán todos los niveles.

La planta baja, de cinco metros de altura libre, contará con cuatro accesos. El vestíbulo girará en L para abrazar dos lados del mercado a través de una zona de cafetería frente a la plaza. De esta manera se consigue que mientras el mercado esté abierto el vestíbulo de planta baja se ponga al servicio del mismo como una calle más, que ayude a entender su funcionamiento interno.

El mercado prevé cerca de 20 puestos que cubren todas las necesidades de un mercado de esta naturaleza con puestos de carnicería, hortalizas, pescadería, flores, congelados, alimentación variada y una cafetería. Por otro lado, en el sótano 1 está prevista la disposición de una zona comercial de más de 1.000 metros cuadrados de superficie y en el sótano 2 se situarán los almacenes, obradores e instalaciones, además de una zona de aparcamiento de vehículos privados.

En la primera planta se propone un área comercial que incluye un restaurante de amplias dimensiones volcado hacia la plaza. Además, en esta planta está prevista una sala cívica multiuso diáfana y una amplia terraza cubierta también dirigida hacia la plaza. El edificio, en general, presentará la mayor parte de su superficie acristalada en la fachada oeste (hacia la plaza) y sur (hacia calle Cervantes).

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here