Rubén Rodríguez: “Yo no entiendo la política como la obsesión de las urnas cada cuatro años. La gestión debe ser por el bien común”

1
1772

Rubén Rodríguez accedió a la Alcaldía en junio de 2015 en virtud con el apoyo de Compromís a cambio de que, a los dos años, cediera la vara de mando a la líder de este partido, Rosella Antolí. Hemos llegado ya al ecuador de la legislatura y Rodríguez se va “con la conciencia tranquila”, orgulloso de haber cumplido con las 15 medidas urgentes que firmó ante notario y de todo lo que se ha hecho en estos dos años, sobre todo, dice, demostrar que no todos gestionan igual los ayuntamientos.

Pregunta: Dos años después, ¿cuál es el balance que hace de su gestión? ¿Y de sus socios de gobierno?

Respuesta: El balance es positivo, los primeros años son difíciles, por acabar con una mala manera de gobernar por parte del anterior gobierno del PP, pero se ha conseguido realizar una multitud de inversiones y se ha gestionado correctamente el ayuntamiento en beneficio de todos y todas. He pretendido ser el alcalde en el que creo, cercano, sensato, próximo, un alcalde más de calle y menos de despacho.

Somos un equipo de Gobierno tanto mis compañeros de partido como mis socios de gobierno, un pacto natural, cada uno de ellos ha mejorado sus concejalías, las han potenciado y eso se ve reflejado en un balance positivo que se ve en el día a día.

P: ¿Ha conseguido llevar a cabo todo lo que se propuso en junio de 2015 para estos dos años?

R: Todo lo que me propuse para estos dos años, sí. Lo más importante, mis 15 medidas que firmé ante notario para cumplirlas antes del final de año 2016. 15 medidas importantes. La principal fue la gratuidad de los libros de texto, que prometimos cumplir antes de que se aprobar el programa Xarxa Llibres.

P: ¿Qué ha quedado pendiente? ¿De qué está más orgulloso?

R: Cumplir con todo el programa, solucionar problemas importantes que nos vamos encontrando y sobre todo, seguir en nuestro empeño de demostrar que otra manera de gobernar es posible, y lo estamos demostrando.

Orgulloso de todo, de todo lo que hemos hecho: bajar la deuda, conseguir hacer inversiones en el municipio por la cantidad de un millón y medio de euros, tener la trabajadora social a tiempo completo, mejorar la calidad de trabajo para los trabajadores de la brigada, creación de la nueva sección de runner… pero, sobre todo, haber conseguido el anhelado césped artificial para el campo de fútbol, una reedificación histórica.

P: Con el cambio de alcalde es de suponer una remodelación del Gobierno, ¿qué área gestionará a partir de ahora? ¿Qué objetivos se fija?

R: Lo único que cambia es la Alcaldía, seguiré gestionando mis áreas: Servicios municipales y Deportes. Los objetivos son los mismos, seguir trabajando para mejorar la calidad de vida de mis vecinos y que los vecinos vean al político como uno más, que quiere ayudar, gestionar bien el municipio y que no todos somos iguales a la hora de llevar las riendas de un Ayuntamiento.

P: Cuando lleguen las próximas elecciones municipales, hará dos años que usted no es alcalde, ¿cree que puede influir negativamente en el resultado electoral de su partido? Es decir, ¿es posible que los méritos de una legislatura entera queden en la memoria como obra del último alcalde?

R: Yo no entiendo la política como la obsesión de las urnas cada cuatro años, la gestión tiene que ser en beneficio del bien común, ser justo. Al fin y al cabo eres un gestionador de recursos y tienen que estar bien gestionados desde el primer día hasta el último. La percepción del vecino no la puedo ni quiero controlarla. Yo me voy con la conciencia tranquila y a seguir trabajando por el bien de Bonrepòs i Mirambell. Luego ya tocara explicar nuestra gestión.

1 Comentario

  1. […] El segundo cambio de alcalde, temporalmente hablando aunque es el tercero de esta legislatura tras el cambio de alcalde en Puçol, fue el de Bonrepòs i Mirambell, donde la nueva alcaldesa Rosella Antolí, de Compromís, ha tomado posesión del cargo sin la presencia de los concejales del Partido Popular que han decidido no asistir al pleno extraordinario convocado a tal efecto. Antolí tomó la vara de mando que hasta ahora ostentaba el socialista Rubén Rodríguez. […]

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here