Rocafort declara la guerra al mosquito tigre

El Ayuntamiento de Rocafort ha adelantado el tratamiento de desinsectación en la red de alcantarillado, introduciendo un tratamiento de refuerzo contra cucarachas y un novedoso tratamiento para erradicar una previsible plaga de mosquito tigre.

mosquito tigre

El tratamiento de desinsectación de la red de alcantarillado del municipio consta cada año de tres fases de actuación que se realizan durante los meses de mayo, junio y julio. Pero este año, el Ayuntamiento ya ha comenzado un tratamiento de refuerzo de desinsectación en la red de alcantarillado, adelantando así dos meses el tratamiento.

Según el concejal de medio ambiente y primer Teniente de Alcalde, Víctor Jiménez, “se pretende evitar una proliferación excesiva de cucarachas, debido a las condiciones climatológicas de humedad y temperatura que estamos teniendo durante los meses de invierno, propicias para que se adelante el desarrollo de este tipo de insectos”.

Por otra parte, el Ayuntamiento de Rocafort va a iniciar en los próximos días una campaña para controlar la aparición de larvas de mosquito tigre en el núcleo urbano, que se centrará en la aplicación de productos específicos en los imbornales y en la balsa de riego de los huertos sociales.

Según ha explicado el concejal de medio ambiente, Víctor Jiménez Bueso, en los imbornales se empleará un producto cuya formulación es la de un comprimido efervescente. Este efecto efervescente, desarrollado con tecnologías adoptadas de la industria farmacéutica, consigue una difusión homogénea de la materia activa en todo el volumen del agua tratada.

Según Jiménez, “el tratamiento no es tóxico para fauna y flora y respeta el medio ambiente; no afecta a la potabilidad ni a la calidad del agua y es inocuo para animales y humanos en caso de ingestión”.

Por último, Víctor Jiménez ha señalado que “si bien es importante que el Ayuntamiento haga su trabajo y actúe contra el mosquito tigre, resulta fundamental para ser eficaces que los vecinos de Rocafort adopten medidas también en sus domicilios”.

De esta manera, Jiménez ha recordado que para evitar la proliferación de larvas es importante seguir una serie de recomendaciones para que entre todos cortemos las alas al mosquito tigre”:

-Cubrir, vaciar o poner boca abajo cualquier recipiente que esté en el exterior que pueda acumular agua, como juguetes, ceniceros, jarrones, cubos, etc

-Tapar o cubrir con tela mosquitera espesa los recipientes de agua que no se puedan sacar, de forma que los mosquitos adultos no puedan poner los huevos.

– Quitar los platos de debajo de las macetas y, si no es posible, vaciarlos al menos dos veces por semana cuando el agua se acumule.

– Cambiar el agua semanalmente en las plantas que viven en agua acumulada para evitar que crezcan larvas.

– Evitar acumulaciones de agua en zonas de drenaje o canales de desagües, eliminando cualquier obstrucción al flujo de agua.

– Cubrir agujeros y depresiones donde se pueda acumular agua en los terrenos exteriores.

– Mantener cubiertas las piscinas mientras no se utilicen.

– Vaciar las piscinas de plástico, inflables o similares cada 3 ó 4 días y, si no se tienen que utilizar, retirarlas.

– Vigilar los abrevaderos de animales: cambiar el agua de los platos de animales domésticos a menudo y vigilar los abrevaderos para que no se desarrollen larvas.

– Vigilar las balsas pequeñas: si es posible vaciarlas semanalmente, si no, dependiendo de su uso, será aconsejable taparlas y colocar tela mosquitera.

– Asegurar que pozos, cisternas, tanques o barriles de agua estén debidamente cubiertos.

– Tapar los agujeros de los troncos y ramas, llenarlos de arena o vigilar que no se acumule agua.

– Evitar la presencia continuada de otros objetos que en general puedan acumular agua de lluvia, como por ejemplo juguetes sin utilizar.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *