Rafa García: “Antes de que acabe la legislatura puede que haya algún avance en el tema del mercado municipal”

1
71

rafa garcia burjassot

Aunque es el ‘nuevo’ alcalde de Burjassot, Rafa García, candidato socialista en las elecciones de 2011, lleva tres años como concejal en el Ayuntamiento. Ahora, encara los últimos doce meses de esta legislatura como primer edil cumpliendo el pacto de Gobierno suscrito entre su formación, EU y Bloc-Compromís y lo hace con la firme intención de continuar en la línea marcada hace ahora tres años y seguida sin titubeos durante toda la legislatura: destinar los recursos municipales a Servicios Sociales, Educación, Empleo y Cultura y seguir tomando los acuerdos de Gobierno con el consenso de los tres socios.

No es momento de grandes proyectos, nos dice. Se refiere a estos últimos meses antes de las Elecciones de 2015 pero a lo largo de la entrevista reconoce que, si gobernara el Partido Socialista en la próxima legislatura en Burjassot y la situación económica no mejorara, seguiría destinando todos los recursos a políticas sociales para ayudar a los ciudadanos. Aún así, y pese a militar en la austeridad (al menos, por el momento) en lo que a inversiones se refiere, García nos confiesa que es posible que antes de que acabe esta legislatura se haya podido iniciar algún trámite para solucionar de una vez por todas el asunto del mercado municipal: un magnífico edificio ubicado en el corazón del pueblo, vacío y deteriorándose por la falta de presupuesto para rehabilitarlo.

Ese es uno de los temas pendientes que encabezan la lista de futuras inversiones por parte de un Ayuntamiento gobernado por García. La otras necesidades imperiosas en cuanto a infraestructuras, cuenta, dependen de la Generalitat así que no queda otra que reivindicarlas con insistencia: el soterramiento de las vías, la catenaria del Empalme, las pantallas acústicas en la CV-35, el colector en la calle de Lauri Volpi o el nuevo centro educativo San Juan de Ribera. Hortanoticias ha hablado con el nuevo alcalde sobre el presente y el futuro de Burjassot.

Hortanoticias: ¿Qué retos se plantea desde Alcaldía para este último año?

Rafa García: El reto fundamental es continuar la línea de trabajo que empezamos hace tres años y que pone el acento en todas aquellas cuestiones que tienen que ver con el Bienestar Social, con la Educación, con el Empleo y con la Cultura. Esas son las líneas que marcamos hace tres años y en las que las tres formaciones políticas estuvimos de acuerdo y que van a ser nuestras prioridades sin ninguna duda.

H: Hablando de socios de Gobierno, ¿cree que es necesario diferenciar el trabajo de los socialistas de cara a las próximas elecciones municipales o prefiere mantener una línea continuista en el Gobierno?

R.G.: Si uno echa la vista atrás, han sido tres años de comodidad en cuanto al entendimiento de las tres fuerzas políticas. Yo destacaría eso para decir que la línea de trabajo tiene que mantenerse en el mismo sentido. Ha sido cómodo ponerse de acuerdo en cuáles eran las prioridades para el municipio, cuáles eran los asuntos esenciales y las necesidades y, por tanto, sobre qué actuar. Ese ha sido y será nuestra trabajo. Luego, la impronta personal de cada uno, también la tienen las actuaciones, pero, incluso, más allá, de partidos políticos.

H: Ha llegado a la Alcaldía y ha modificado algunas delegaciones. Recupera Hacienda para el PSPV, ¿se debe a algún motivo en particular?

R.G.: Es una cuestión lógica en la que tampoco ha habido ningún tipo de discusión en el equipo de Gobierno. Se entiende que la formación política que tiene la Alcaldía pues… de alguna manera, Hacienda, que es una parte esencial del Ayuntamiento, debe recaer sobre esa formación. Entendíamos que así debía de ser y así se acordó y así vamos a trabajar.

H: La gente puede esperar entonces una continuidad y ningún cambio en la línea de actuación del Gobierno municipal.

R.G.: No porque además nosotros marcamos las prioridades desde el inicio. Optamos por que, por ejemplo, ante la situación de crisis, no se produjera ningún despido porque producirían, esos despidos, al margen de las situaciones particulares de cada persona, supondrían una minoración de los servicios que en ningún caso queríamos que se produjese. Intentábamos evitar cualquier merma de los servicios que estábamos prestando. En ese sentido, se va a dar continuidad a esos proyectos.

H: ¿Podremos ver algún proyecto de gran inversión antes de final de legislatura?

R.G.: Grandes proyectos no tenemos porque entendemos que no toca. Lo que sí destacaría es que tenemos algunas cosas que tenemos pendientes y que queremos llevar a cabo: una de las fundamentales es el mercado y no descartamos a lo largo de lo que queda de legislatura iniciar alguna actuación sobre el mercado. Aunque ahora no lo puedo concretar, sí nos gustaría iniciar algún tipo de iniciativa en el mercado porque para nosotros es una prioridad, tanto el edificio como lo que significa.

H: Tras estos tres años, ¿qué es lo mejor y lo peor de gobernar formando parte de un tripartito?

R.G.: Yo creo que lo mejor es que te obliga a repensar cuatro veces las cosas. No toma las decisiones uno solo sino que las cosas se consensúan y quizá haya menos posibilidad de error, desde ese punto de vista. Las decisiones que hemos ido adoptando han sido siempre consensuadas, ni si quiera votadas, han sido siempre por consenso. Eso destacaría como lo mejor de gobernar en coalición al margen de las relaciones personales, que también se cultivan con la relación profesional, se trabajan las relaciones personales y eso también me gustaría destacarlo. Y ¿lo peor? Pues quizá alguna decisión se haya retrasado más de lo que nos hubiera gustado pero, en cualquier caso, si se me pregunta por una valoración, la valoración es muy positiva.

H: De cara a las elecciones, ¿qué escenario espera el PSPV en Burjassot?

R.G.: ¿Para las municipales? Queda muchísimo. Tenemos claro que vamos a seguir trabajando. Sabemos de la situación general que se está produciendo es fruto de la crisis y, lógicamente, Burjassot no está exenta de esa situación y nosotros lo que vamos a hacer es trabajar desde la institución por los ciudadanos de Burjassot y por que nadie se quede atrás en la medida en que el Ayuntamiento pueda ayudar. Y como partido político, trabajaremos también en esa línea. Esa es nuestra perspectiva. Lo que pase en las elecciones ya lo decidirán los ciudadanos. Yo insisto en que como esto de la política es una profesión vocacional, lo haces desde ese punto de vista, del de trabajar por los ciudadanos, y con esa perspectiva vocacional.

H: Como alcalde, como político de ayuntamiento, ante el desencanto general con los dos grandes partidos, ¿cree que le ha faltado eso al PSOE y al PP: pisar más la calle?

R.G.: No porque el desencanto es generalizado, no a nivel local, y no en Burjassot, no en la Comunitat… es un desencanto general provocado básicamente por la crisis y ante eso, lo único que puedes hacer es estar al lado de los ciudadanos y trabajando. Las Europeas fueron unas elecciones con una participación en torno al cuarenta y tantos por cien en las que la formación política más votada ha sido el PSOE y esto no sucedía desde el año 94 pero no quiero extrapolar los resultados de unas Europeas a unas municipales porque la clave no es la misma, la participación no es la misma y, por tanto, los ciudadanos cuando votan saben que están votando unas ideas políticas pero también unas personas y, desde ese punto de vista, no se puede extrapolar. La baja participación en unas Europeas suele ser habitual, el desencanto de la ciudadanía fruto de la crisis económica es una cuestión evidente y los políticos, lo que tenemos que hacer, es trabajar en la medida que podamos contribuir, nosotros desde lo local, otros desde sus ámbitos, para salir cuanto antes de una situación en la que todos estamos saliendo perjudicados: tenemos familiares, amigos, gente de nuestro entorno que en este momento lo está pasando mal.

H: Volviendo al tema elecciones, viniendo de un tripartito, ¿la estrategia es diferente? ¿hay que redoblar esfuerzos para diferenciarse?

R.G.: Sí es verdad que de cara a cualquier elección uno plantea un proyecto político que, quizá en lo esencial pueda coincidir con el de otras formaciones políticas pero hay elementos diferenciadores y en ese sentido nosotros eso lo vamos a mantener: cuando lanzamos un programa electoral a la calle, lanzamos un programa meditado, trabajado, fruto de cuatro años de trabajo desde las últimas elecciones y fruto del trabajo con la ciudadanía para consensuar. El último programa electoral que el PSPV presentó era un programa, no del PSPV, si no de los ciudadanos porque además trabajamos ese aspecto con los ciudadanos, con las diferentes entidades y asociaciones, para que planteasen las necesidades de Burjassot. Esa va a ser la línea. Cada partido tendrá la suya y será diferenciadora. Quizá en lo esencial, en aquellos aspectos más importantes coincidan pero, obviamente, habrá elementos diferenciadores en función de la importancia que cada formación le dedique.

H: Poniéndonos en la situación de que el partido socialista gobierna en la próxima legislatura, ¿qué proyectos tiene para Burjassot en los próximos cuatro años?

R.G.: Pues dependerá de la situación económica, lógicamente. Lo que es evidente es que si la situación económica continúa siendo la que es, nosotros continuaremos destinando todos los esfuerzos económicos a lo mismo: a las ayudas de emergencia, a la educación, recursos a empleo y recursos a cultura. Si la situación varía, entonces sí nos plantearemos otro tipo de proyectos, de inversiones, pero insisto en que esto dependerá de la situación económica de ese momento. Si continua como ahora, la prioridad será la línea que hemos marcado en esta legislatura.

H: ¿Alguna necesidad prioritaria para Burjassot? Algo que te gustaría cumplir como alcalde si no en esta legislatura, en posteriores…

R.G.: Sí, varias. Aunque no dependen de nosotros. Te he planteado antes el tema del mercado municipal en el que tenemos mucho interés. Otras que no dependen de nosotros pero que para nosotros son vitales para Burjassot son el soterramiento de las vías, la finalización de la catenaria de la zona del Empalme, el colegio San Juan de Ribera, el colector de Lauri Volpi… que son reivindicaciones históricas de Burjassot. Y luego ya la colocación de pantallas acústicas en la CV-35. Son reivindicaciones que llevamos muchos años reclamando. Ha habido compromisos por parte de la Generalitat que finalmente no se han cumplido y nosotros sí consideramos que Burjassot merece que esos proyectos finalmente se acaben.

1 Comentario

  1. Holas Amigo/Rafa

    “Enhorabuenaa”.

    Yo aposte por ti( persona dialogante ,con ganas de nuevos proyectos, como el del Mercado),,renovado y con nuevas tecnologias.
    Estoy convencido con la Señora Catala, te va a ir muy fluido y os vais a dedicar en cada encuentro a los asuntos de trabajo.

    No como el señor que estaba que eran todo DESENCUENTROS.

    Un saludo/Angel/simpatizante/tanto politico/sindical

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here