PÁSALO: de las palabras a la acción y de Puçol a Rafelbunyol

0
190

PÁSALO, la organización que lleva cuatro años trabajando en Puçol con familias necesitadas, se ha hecho escuchar y el trabajo de sus voluntarios está dando sus frutos. Frutos como el inicio de una ‘sucursal’ de la plataforma en Rafelbunyol, donde se reunieron con algunos voluntarios para que esta iniciativa siga dando esperanza y dignidad a miles de personas en más municipios.

fotos-repor-pasalo  ¿Qué es PÁSALO? Se trata de una plataforma de acción solidaria local en Puçol que ha conseguido transformar sus objetivos en hechos, ya que las familias necesitadas del municipio se han sentido respaldados con la ayuda de este proyecto abierto y dinámico que invita a la participación de distintos colectivos de la población como asociaciones, partidos, sindicatos, empresas y centros educativos.

Grupos que se han mostrado receptivos a las propuestas de PÁSALO con actividades como la recogida de alimentos en las puertas de los supermercados -que aceptan la permanencia de voluntarios durante jornadas enteras-, la tienda gratuita de ropa Debades, el cultivo de hortalizas biológicas al alcance de todos, jornadas dirigidas a temas sociales como la lucha contra los desahucios, cursillos de formación sociolaboral, mercadillos de intercambio y cenas, entre muchas más iniciativas, posibles todas gracias a la participación de los vecinos.

“Las personas siempre han respondido a PÁSALO de una forma muy positiva, la gente está esperando a encontrar proyectos que demuestren con hechos y con trabajo que pueden confiar en ellos para aportar incondicionalmente todo lo que pueden”, ha asegurado Daniel, colaborador de PÁSALO quien afirma, respecto a las instituciones que “nunca” han tenido ningún problema. fotos-repor-pasalo-2

Concretamente, destaca la colaboración y ayuda del Ayuntamiento de Puçol, del American School of Valencia y su plantilla, de Cáritas, de ACEP (Asociación de Comerciantes y Empresarios de Puçol), del IES de Puçol, de La Milotxa y del CEIP Jaume I: “nos han tenido muy presentes en sus campañas solidarias”.

Daniel se refiere también a la colaboración de otras entidades como la Junta Local Fallera, el Club Handbol Puçol, el Club de Futbol Sala Puçol y los supermercados MasyMas, Día y, en especial, Consum, “que proporciona diariamente sus productos perecederos de las tiendas de El Puig y Puçol”. Por último, menciona a todas las panaderías de Puçol “que se implicaron intensamente en la campaña Panes Solidarios”. “Mención aparte merecen los propietarios de los huertos que hemos trabajado o de los locales que disfrutamos de forma absolutamente desinteresada como la Imprenta de la Esquina y la Imprenta Puig que han sido unos colaboradores formidables en la difusión de nuestro proyecto”, añade este voluntario.

PÁSALO se define por los objetivos propuestos que se han cumplido y aclara que su objetivo principal es la dignificación de las personas: “no es caridad, se trata de solidaridad”. Por otra parte, consideran que “es muy importante la implicación de los mismos afectados en la dinámica del proyecto”, lo que consigue hacer posible el tercer factor, la moneda social. Y es que con estos tres principios dan la opción a que “la gente pueda elegir o pueda decidir qué tipo de ayuda requiere porque va a comprarla con la moneda social que obtiene en los distintos trabajos que se le ofrecen en PÁSALO, ya sea el huerto, la recogida de alimentos, la difusión o cualquier cosa que vaya surgiendo”.

fotos-repor-pasalo-1Esta es otra característica de esta plataforma: “cualquier cosa que vaya surgiendo”, unas palabras que adquieren pleno sentido continuamente porque la apertura del proyecto a todos los vecinos tiene como consecuencia una gran variedad de actividades como las II Jornadas sobre CooperActivismo, en las que se tratarán “asuntos como el co-housing, de la mano de la gente de Sostre Civic, las finanzas y empresas éticas con la presencia de Coop 57 y REAS”. Además, se unirá una ponencia sobre El decrecimiento y la soberanía alimentaria y la valorización de la cooperativa Un piso adelante.

Con todas estas actividades, ¿cuántas personas participan y se sienten atendidas por la plataforma?, nos preguntamos. “Nunca nos ha preocupado el número de personas que pasaban por PÁSALO, pero a lo largo de estos casi cuatro años a buen seguro que, a través de los distintos proyectos habrán pasado en torno a cien familias por la plataforma. Un número que ha ido variando en función de las distintas iniciativas que se han ofrecido pero es cierto que durante el primer año el número de personas activas fue el máximo”, aseguran desde la plataforma.

Ese primer año fue hace cuatro, cuando el número de parados junto con las familias necesitadas era -y sigue siendo- preocupante, porque como los impulsores explicaron en sus inicios, “la línea que separa una existencia estable y tranquila de la angustia y la inquietud es cada vez más fina y las instituciones, ya sea por falta de recursos o sensibilidad, dejan en el limbo de la desasistencia a un gran número de ciudadanos”.

Ahora, con más estabilidad y nuevos proyectos, PÁSALO está más fuerte que nunca tanto física como digitalmente y es que en sus cuentas de Facebook y Twitter y su página oficial dan a conocer su día a día, una forma clara de demostrar que realmente la solidaridad existe.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here