Mislata señalizará toda la ciudad con pictogramas para personas con autismo y otros trastornos del lenguaje

Señalización con pictogramas colegio Jaume I-7Las personas con autismo y otros síndromes y trastornos que afectan al lenguaje utilizan los pictogramas para moverse por su entorno, pero aún más, los necesitan en los lugares públicos para que su comprensión del mundo sea mayor. Esto es lo que ha motivado al gobierno de Mislata a poner en marcha un ambicioso proyecto que consistirá en la señalización de toda la ciudad con este sistema de comunicación aumentativo. Como explica el alcalde, Carlos Fernández Bielsa, “queremos que Mislata sea una ciudad inclusiva e integradora, donde todas y todos tengamos los mismos derechos y oportunidades, y donde nos sintamos a gusto independientemente de nuestras capacidades”.

Desde el Consistorio explican con este símil la importancia de estos pictogramas para las personas con autismo y otros trastornos del lenguaje: imaginemos que un día nos despertamos en Japón, rodeados de personas que hablan en japonés. Además, todo está escrito con unas extrañas ilustraciones que no nos dicen nada y nos cuesta muchísimo descifrar lo que intentan decirnos. Tras varios días sin entender nada, acabamos desconectando, porque la falta de comprensión del mundo que nos rodea y la falta de comunicación con las personas que tenemos a nuestro alrededor resulta agotador.

Un buen día alguien intenta ayudarnos señalizándolo todo con pictogramas, una especie de dibujos que nos resultan familiares y nos recuerdan a los diferentes entornos donde acudimos a diario. El colegio, el centro de salud, la piscina, el parque, el supermercado o la cafetería. Y de repente todo empieza a tener sentido. Nos damos cuenta de que podemos apoyarnos en estos pictogramas, señalándolos, para expresar a las otras personas lo que nos apetece hacer en cada momento. Y se esfuma la angustia que hasta ahora nos invadía por no poder comunicarnos.

Los sistemas aumentativos y alternativos de comunicación son formas de expresión distintas al lenguaje escrito y hablado. Gracias a estos sistemas, las personas -ya sean niños, jóvenes, adultos o ancianos- que por cualquier causa no han adquirido o han perdido un nivel de habla suficiente para comunicarse de forma satisfactoria, pueden superar sus problemas de lenguaje. Además, como apunta la concejala de Educación de Mislata, Ana María Julián, “los pictogramas son muy útiles no sólo para niños autistas o con necesidades especiales sino también para personas mayores y población inmigrante”.

El proyecto de la Concejalía de Educación empezó a gestarse en la anterior legislatura y se materializará ahora, en la primavera de 2016. Los presupuestos de este año contemplan una partida para la adquisición e instalación de más de mil pictogramas de ARASAAC, el portal Aragonés de la Comunicación Aumentativa y Alternativa, cuyos dibujos son en la actualidad los estándares más utilizados por la comunidad educativa. En esta primera fase, explica Ana Mª Julián, “señalizaremos todos los colegios, los edificios públicos y las calles, dejando para una segunda fase la posibilidad de que asociaciones y entidades privadas, como los comerciantes, puedan sumarse al proyecto colocando pictogramas en sus establecimientos”.

La concejala de Educación ya ha presentado el proyecto a los directores de los colegios, a las AMPAS y ante el Consejo Escolar de Mislata. El objetivo es constituir en los próximos días un equipo de trabajo formado por técnicos municipales, que identificarán los espacios donde se colocarán los pictogramas; profesores, logopedas y terapeutas de los colegios de Mislata, que colaborarán en la elección de los dibujos desde un punto de vista pedagógico y, por último, representantes de colectivos de personas con discapacidad y trastornos del lenguaje.

De hecho, este proyecto nació por una iniciativa ciudadana, la de Raquel Sánchez, vecina de Mislata y madre de una niña diagnosticada con el Síndrome de Angelman que estudia en el colegio Jaume I. Este centro cuenta con un programa de compensación educativa a través del cual, profesores especialistas trabajan de forma individual con niños y niñas que presentan retrasos educativos, autismo o dificultades de comunicación o conducta. Para trabajar la integración de este alumnado, llenaron el centro de dibujos y allí fue donde Pepi Luján, la concejala de Educación durante la pasada legislatura, se interesó por el proyecto y empezó a trabajar para extender la señalización con pictogramas a toda la ciudad de Mislata.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *