La metamorfosis valencianista se confirma en Mestalla en el día que se homenajeó a Luis Aragonés

0
83

Valencia CF. Mestalla. Luis Aragonés

Rufete cogió antes del cierre del mercado de fichajes la escoba y empezó a limpiar el vestuario. Quizás porque días antes ya se había cargado a Djukic. Quizás porque tocaba abrir las ventanas con nuevos aires. Quizás por un motivo u otro pero la metamorfosis ha empezado a dar sus frutos. Buena prueba de ello es lo visto en Mestalla ante el Real Betis.

Mestalla honró a Luis Aragonés con una goleada por cinco goles a cero cuajando, sin duda el partido más completo de la temporada. Dos goles de Alcácer, Mathieu, Fegouli y Vargas rubricaron un encuentro en el que el conjunto blanquinegre aplastó, literalmente, al conjunto sevillano.

Salió el valencia con ánimos renovados al pasto de Mestalla. Gracias a la citada metamorfosis y gracias al grandioso resultado del Nou Camp. Intenso, rápido y con la intención de acechar la portería verdiblanca desde el primer minuto. La intensidad de los hombres de Pizzi acabó dando sus frutos en las postrimerías del primer tiempo.

El primer gol llegó en el minuto 41 gol de cabeza de Mathieu a la salida de un corner, el central blanquinegro cabeceó sin oposición el saque de esquina para hacer el primero del Valencia.

El Valencia acechaba la puerta verdiblanca. Piatti estuvo apunto de marcar por segunda vez tras deshacerse de uno de los centrales béticos, de Adán y rematar muy escorado. En la siguiente jugada el Valencia, muy vertical, entró por la derecha con un incisivo Feghouli que habilitó a Vargas para que disparara a puerta. El chileno remató en semifallo pero su balón lo cazó Paco Alcàcer para hacer el 2-0 antes de irse al descanso.

La segunda parte empezó con los mismos bríos de la primera. Desatado, el Valencia quería despejar las dudas de la primera vuelta para golear y coger autoestima. El tercer tanto fue de Feghouli tras un pase magistral de Parejo, un toque exquisito de Paco Alcacer para habilitar al argelino, que tras un recorte, fusiló por tercera vez a Adam. Fiesta en la grada. Mestalla cantaba y los jugadores se gustaban.

El cuarto gol lo hizo Paco Alcacer de cabeza tras anticiparse a los centrales y cruzar con un bonito cabezazo a la derecha de Adán. El de Torrent, partido tras partido, minuto tras minuto se reivindica haciendo goles.

Con un Betis entregado, el conjunto de Pizzi entraba por bandas como Pedro por su casa. Así, en una recuperación valencianista Parejo levantó la cabeza, miró al área y centró para que Vargas marcara un bonito gol, el quinto, que rubricaba su gran debut, la goleada y un partido que unió por primera vez en la temporada, a la grada con el equipo. Así sí.

Hortanoticias | Francisco Estellés |  @siskoestelles www.semprevalencia.com

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here