El polígono más importante de Valencia cumple 40 años

0
293
fuente del jarro hoy
(Fotografía: zeppelinevalencia.com)

En 1974 se dio por inaugurado oficialmente el que aún hoy es el polígono industrial más grande de la provincia de Valencia. La asociación de propietarios de Fuente del Jarro, ASIVALCO, ha preparado un acto institucional que ha tenido lugar el 2 de diciembre para celebra su cuadragésimo aniversario y, de paso, homenajear a las primeras empresas que se instalaron en el polígono y que aún hoy mantienen su actividad, alrededor de una quincena y a dos personas importantes en la historia de Fuente del Jarro.

El acto, que contó con la presencia de diversas autoridades, se celebró entre las 9.00 y las 10.30 horas y, en él, se proyectaron imágenes aéreas e históricas de Fuente del Jarro además de vídeos conmemorativos de la evolución de las empresas homenajeadas, un grupo de empresas de diversos sectores y es que este polígono de Paterna siempre ha sido multisectorial, como señala el gerente de ASIVALCO, Joaquín Ballester.

Fuente del Jarro fue un proyecto personal del alcalde Gerardo Salvador que contó con el apoyo del ministro Vicente Mortes, que era de Paterna. Juntos impulsaron el polígono industrial con el que pretendían solucionar el desempleo que había en el municipio ya que Paterna era exportadora de mano de obra al no disponer de industria que pudiera emplear a sus vecinos. Además, la nueva normativa que obligaba a las industrial a alejarse de los cascos urbanos y el crecimiento urbanístico de la ciudad de Valencia que empezaba a ‘atrapar’ a muchas empresas, hicieron posible que el proyecto tuviera pronto varios inquilinos.

Según cuenta Ballester, más de un millar de industrias se vieron obligadas a dejar la ciudad de Valencia en esa época y muchas de ellas recalaron en Fuente del Jarro, un polígono que se levantó sobre tierras de secano y que hoy en día cuenta, sumando su primera y su segunda fase, con 1.350.000 metros cuadrados donde se instalan alrededor de 430 empresas que emplean a cerca de 10.000 trabajadores.

fuente del jarro década 70
(Fotografía: Colección Paterna a través del tiempo de J. Ibáñez (construcción del polígono Fuente del Jarro) década de 1970)

Durante sus cuarenta años de vida, el polígono se ha mantenido en una horquilla de entre 400 y 500 empresas y un número de trabajadores que ha oscilado entre los 7.500 y 12.000 empleados. Según explica el gerente de ASIVALCO, un estudio reveló en 2006 que el flujo diario era de 45.000 vehículos, un dato que arroja luz sobre la magnitud de un polígono industrial ubicado junto a las principales vías de entrada a Valencia, con línea de ferrocarril y a escasos minutos del aeropuerto.

Pero, ¿y la crisis? ¿cómo ha afectado a la actividad de Fuente del Jarro? Según Ballester, aunque sí han cerrado empresas, la crisis se ha dejado notar más en el número de trabajadores que ha disminuido considerablemente. “Parece que ahora algunas empresas empiezan a contratar aunque tímidamente y con contratos temporales pero se nota que el tráfico ha aumentado sensiblemente”, explica. Y esa tímida recuperación también viene avalada por otro dato y es que, de enero a agosto de 2014, se han creado diez empresas más de las que se han cerrado, lo que supone el primer saldo positivo desde que comenzó la crisis en 2008.

Ahora, aunque el polígono está prácticamente ocupado en su totalidad, desde ASIVALCO siguen promocionando la llegada de empresas aunque reconocen que el perfil ha cambiado porque, mientras se mantienen en alquiler grandes naves de miles de metros cuadrados, las empresas más tecnológicas no precisan de tanto espacio y se han perdido algunas oportunidades. Aunque hay propietarios que sí han sabido apreciar ese cambio de tendencia y han apostado por parcelar sus naves y ofrecer espacios más pequeños a los nuevos inquilinos.

También se busca la manera de atraer a pequeños emprendedores. Para ellos hay algún edificio de oficinas e, incluso, viveros de empresas pero, en lo que ASIVALCO puede trabajar, y así es como lo hace, es en hacer de Fuente del Jarro un polígono atractivo no sólo por su ubicación si no, también, por sus servicios. De hecho, presumen de ser el polígono español con más servicios para sus empresas. Desde un parque de bomberos hasta un código postal y una oficina de Correos propia pasando por bancos, programas de formación o fibra óptica en todas las calles del polígono.

Este logro es uno de los últimos conseguidos gracias al impulso que hizo ASIVALCO para que Movistar escogiera el polígono para este proyecto. También en 2013 se ha conseguido implementar otro servicio muy valorado por los socios como es el sistema de videovigilancia. “Hemos congelado las cuotas de los socios pero seguimos intentando sacarles el máximo provecho en forma de servicios para nuestras empresas”, apunta Ballester.

Una vez cumplidos los 40, llega la hora de pensar en el futuro y en el polígono Fuente del Jarro aspiran a continuar incrementando los servicios y facilidades para sus empresas y a ver resuelto el problema de accesos que arrastran desde hace años y es que la segunda fase del polígono quedó “encajonada” entre las carreteras y las vías del tren que la separan de la primera fase por lo que su única salida es el paso subterráneo que comunica ambas fases.

Tenemos el compromiso del Ministerio de Fomento de que, cuando puedan iniciar las obras del proyecto de desdoblamiento de la carretera del aeropuerto, esa nueva vía conecte con la segunda fase del polígono ofreciendo así una salida directa a las empresas de esta parte de Fuente del Jarro. Si no aprovechamos la coyuntura actual, cuando vuelva a reflotar la actividad industrial nos arrepentiremos”, apunta el gerente de ASIVALCO. Esta obra no sólo descongestionaría de tráfico la primera fase del polígono si no que revalorizaría sobremanera la segunda fase.

Una reivindicación histórica esta aunque ha habido otras que han conseguido mejorarse como el problema de la recogida de pluviales. En época de lluvias intensas, ese paso subterráneo, la única salida de las empresas de la segunda fase, quedaba inundaba y tardaba horas en despejarse porque que el sistema no tenía capacidad para absorber tanta agua. Haces unos cuatro años, gracias a la presión de los empresarios, se realizaron unas importantes mejoras que han supuesto rebajar ese tiempo de desagüe de horas a minutos y, aunque aún queda inutilizado cuando se producen tormentas, los retrasos que causa a las empresas y sus trabajadores son menores aunque siguen existiendo.

Logros y retos que permanecen en la mente de las cientos de empresas y miles de trabajadores que cada día llenan de vida el polígono industrial más grande de la provincia de Valencia, cada día desde hace ya 40 años.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here