El torrentino Jovi Merencio ayuda al Real Madrid a ganar la MiniCopa de baloncesto

0
83

Torrent. Real Madrid. Mini Copa

El Real Madrid se proclamó campeón de la Minicopa, tras derrotar al Unicaja por 74-77 en un partido apoteósico, con llenazo absoluto en Los Guindos, y el pívot lituano Tomas Balciunas como MVP (43 de valoración en la final).

El jugador del NB Torrent y que jugó la MiniCopa con el Real Madrid, Jovi Merencio, ayudó al éxito con sus 5 puntos, 8 rebotes y 3 asistencias al triunfo del cuadro blanco. Terencio salió en el quinteto inicial y aunque no tuvo una gran aportación anotadora, sus rebotes permitieron a los blancos dejar sin segundas opciones a los malagueños.

Tomas Balciunas y Óscar Méndez, con 43 y 22 de valoración, fueron los grandes líderes de un Real Madrid que repite título en esta Minicopa. Los blancos fueron más precisos en un apretado final en el que Unicaja, con Moreta (25 puntos y seis triples) y Carrillo (28 valoración) como estrellas, estuvo a punto de dejar el título en Málaga.

Torrent. Real Madrid. Mini Copa. Jovi MerencioMuchas alternativas desde el inicio, con un claro choque de estilos. Unicaja intentaba correr y buscar su acierto desde el perímetro, mientras que el cuadro madridista enfocaba su juego en la zona, buscando aprovechar su mayor físico cerca del aro. Y de esta forma, sumaron un parcial de 0-8 en el segundo periodo, con un dominador Balciunas. Pero Unicaja no perdió su mejor esencia y apretaba el choque al tiempo de descanso (33-34).

Moreta se desató completamente en la segunda mitad. Con Carrillo y el tirador malagueño funcionando a pleno rendimiento, Unicaja tomó el control del choque y del marcador, protagonizando un parcial de 13-2. Pero el Real Madrid no iba a caer tan pronto y Balciunas aguantaba a los suyos a falta de diez minutos (57-55).

Ya en el último cuarto, alternativas constantes en el marcador, con Unicaja buscando la gloria a ritmo de triple y el cuadro blanco dominando el rebote. Balciunas rompía la igualdad tras un increíble reverso y un triple de Dani González ampliaba la renta a cuatro puntos a dos minutos para el final, dejando helado al pabellón de Los Guindos. Pero Moreta iba a a darle vida a su equipo con su sexto triple, una vez más, casi imposible.

Fue entonces cuando apareció la frialdad absoluta de Óscar Méndez. El capitán madridista no falló ni un tiro libre en la recta final del choque, demostrando una madurez impropia de estas edades, y le dio la calma necesaria al equipo, ansioso por cerrar el triunfo. Ejerció de timón y ejecutor final en una mañana para recuerdo y pura historia en la Minicopa, con llenazo Los Guindos y con el pívot lituano Tomas Balciunas coronado como MVP.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here