El PP advierte de que la situación económica del Ayuntamiento podría impedir “pagar la luz o las nóminas”

0
31

El PP de Alaquàs ha calificado de “agónica” la situación de las arcas municipales al descubrir por informaciones obtenidas del propio Consistorio que el Ayuntamiento adeuda, además de los 31 millones de euros a entidades financieras, alrededor de 20 millones más a los proveedores, un extremo que niegan desde el equipo de Gobierno socialista.

+ El patrimonio del Ayuntamiento triplica su deuda con las entidades financieras

El cabeza de lista por el PP de Alaquàs y concejal electo, Pepe Pons, ha ofrecido su primera rueda de prensa para hablar de la “ruina total” en la que, según denuncia, los socialistas han dejado al Ayuntamiento. Los datos que manejan los ‘populares’ hablan de una deuda total que superaría los 51 millones de euros entre la cantidad que debe a bancos y cajas y la que adeuda a los proveedores. Una situación que podría provocar “en breve, que no se pudieran pagar servicios básicos como el suministro eléctrico o las nóminas de los funcionarios”.

Pons ha destacado que la “opacidad” del ya equipo de Gobierno en funciones ha impedido que el grupo municipal del PP tuviera acceso a las cuentas municipales hasta pasado el 22 de mayo cuando consiguió el respaldo mayoritario en las urnas. Así, han podido vislumbrar la situación económica del Ayuntamiento que se rige por un presupuesto prorrogado desde 2009.

Según el concejal popular, aunque aún no se ha presentado la liquidación del 2010, las previsiones que maneja hablan de 6, 5 millones de euros de déficit lo que impediría aprobar un presupuesto en 2011 ya que debería contemplar la misma cantidad de superávit, “algo totalmente impensable con la situación económica actual”.

Pepe Pons ha argumentado sobre su tesis sobre la mala situación económica del Ayuntamiento con la nota de reparo que “por primera vez en la historia del Ayuntamiento de Alaquàs” expuso el interventor en el pleno extraordinario celebrado el lunes para aprobar un reconocimiento extrajudicial de crédito de 2, 2 millones de euros con los que pagar facturas pendientes.

El interventor presentó una nota de reparo señalando que “en el presupuesto vigente, los créditos disponibles son insuficientes para aplicar presupuestariamente las obligaciones sometidas a reconocimiento extrajudicial” y propone la tramitación del expediente aunque el pleno, con la mayoría absoluta del PSPV, aprobó la propuesta.

Desde el equipo de Gobierno, justifican esta medida en la necesidad de dejar las cuentas del Ayuntamiento claras antes de empezar la siguiente legislatura y señalan que, con ese reconocimiento extrajudicial de crédito se abonan las facturas pendientes de proveedores que, insisten, en ningún caso suman 20 millones de euros como denuncia el PP.

En cualquier caso, los populares creen que es hora de un cambio en los responsables políticos del Ayuntamiento pues, desde 2004, la deuda viva ha pasado de 15 a 31 millones de euros y, la deuda total, siempre según los datos que maneja el PP, de 20 millones en 2004 a 47 en 2009 “y es probable que, en 2010, supere los 50 millones”, advierten. Los populares aseguran que en los últimos siete años, ha habido un desajuste entre ingresos y gastos de 5 millones de euros anuales, es decir, “un déficit crónico y estructural sin que hayan acontecido circunstancias extraordinarias que lo justifiquen”.

A la ya previsible difícil situación económica a la que tendrá que enfrentarse el próximo equipo de Gobierno de Alaquàs se pueden sumar otros factores que agravarán el estado de las arcas municipales, según ha explicado Pons, entre los que ha citado la posibilidad de que los proveedores reclamen los intereses por demora y la devolución de un crédito extraordinario de 6 millones que se solicitó en 2009 y que, tras un año de carencia, el Ayuntamiento debe comenzar a devolver en 2011.

Entre estas circunstancias también ha citado la “más que probable” sentencia del Supremo que obligue a pagar a los dueños de los terrenos expropiados de Bonavista la diferencia entre lo que se les abonó y el justiprecio. Una operación que podría costar al Consistorio, según las fuentes consultadas por el PP, otros 6 millones de euros.

Preguntado por las medidas que tomará para solucionar esta situación si consigue finalmente gobernar, Pons ha explicado que tiene estudios e informes que hará públicos cuando entre en el Gobierno municipal y que suponen una hoja de ruta para recortar gastos y buscar el equilibrio financiero. “Muchas partidas se pueden recortar”, ha asegurado.© Celia Dubal/Hortanoticias

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here