El Plan de Caminos y Viales de la Diputación deja más de dos millones de euros en l’Horta

La comarca de l’Horta recibirá 2.095.507 euros de la Diputación de Valencia a través del Plan de Caminos y Viales 2016-2017 (PVC), un programa bianual con una dotación total de 12 millones de euros que, en la línea de la gestión responsable del nuevo equipo de gobierno provincial, se basa en criterios “más objetivos y transparentes”, en palabras del titular de Carreteras, Pablo Seguí.

inversión carreteras hortaLos municipios de l’Horta Sud, a los que el PCV destinará 642.060 euros, son Albal, Alcàsser, Alfafar, Benetússer, Beniparrell, Catarroja, Llocnou de la Corona, Massanassa, Paiporta, Picassent, Sedaví y Silla y a los municipios de Alaquàs, Aldaia, Manises, Mislata, Picanya, Quart de Poblet y Xirivella corresponden un total de 556.610 euros. En l’Horta Nord recibirán 896.836 euros que se distribuirán entre las localidades de Albalat dels Sorells, Alboraya, Albuixech, Alfara del Patriarca, Almàssera, Bonrepòs i Mirambell, Burjassot, Emperador, Foios, Godella, Massalfassar, Massamagrell, Meliana, Moncada, Museros, La Pobla de Farnals, Puçol, El Puig de Santa Maria, Rafelbunyol, Rocafort, Tavernes Blanques y Vinalesa.

Estas subvenciones, según explicó el presidente de la Diputación de Valencia, Jorge Rodríguez, “suponen el final del clientelismo en la concesión de las ayudas directas porque el objetivo de basar el reparto en el color político da paso a criterios más justos y coherentes en todos los programas que salen desde la Diputación”.

En el Plan de Caminos y Viales 2016-2017, la nueva Diputación ha apostado por cuatro variables, más allá del criterio poblacional que ahora ocupa solo un 25% a la hora de determinar la asignación para cada municipio. Además de la población, los ayuntamientos de menos de 50.000 habitantes recibirán una parte lineal fija que constituye un 35% de la subvención, en la que se introducen dos criterios fundamentales que permiten que reciban más dinero los municipios con más caminos rurales. Por un lado, la superficie del término, y por otro, la longitud de los caminos.

Autonomía municipal

Como en el resto de planes puestos en marcha desde que se inició la presente legislatura, el nuevo cuño de la Diputación de Valencia pone en valor la autonomía de los alcaldes y alcaldesas a la hora de invertir las ayudas de la Corporación provincial. “En este caso, los ayuntamientos pueden elegir entre invertir en caminos rurales o en calles, e incluimos también la compra de maquinaria específica para la construcción o conservación de caminos, que si lo prefieren pueden adquirir con estas ayudas”, detalló Pablo Seguí en la presentación del Plan.

La compra de maquinaria como retroexcavadoras, aplanadoras o tractores con trailla para arreglar los caminos es uno de los puntos básicos que incluye el PCV, junto a la pavimentación de caminos y vías de titularidad municipal y el reasfaltado de vías públicas urbanas.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *