El hospital IMED de Burjassot incorpora un puntero robot que permite cirugías menos invasivas que con laparoscopia

0
944

El hospital IMED ubicado en Burjassot ha presentado hoy su nueva adquisición: el robot Da Vinci XI. Se trata de una innovadora tecnología, única en la Comunitat Valenciana, que permite realizar cirugías menos invasivas incluso que las que se hacen por laparoscopia, según ha explicado el jefe de la unidad de Cirugía Robótica del centro, el doctor Antonio Alberola.

El director del centro hospitalario, Ángel Gómez, ha señalado que la incorporación de este robot se enmarca en la política de IMED de incorporar las novedades tecnológicas que estén a su alcance. El robot Da Vinci XI ha supuesto una inversión de 2,5 millones de euros y está previsto que pueda empezar a utilizarse a finales de mayo o principios de junio puesto que ahora los cirujanos se encuentran en mitad del proceso de capacitación para poder manejar a Da Vinci.

Desde el equipo médico del hospital han hecho hincapié en las ventajas que este nuevo robot aporta tanto para el cirujano como para el paciente. Así, la extrema precisión de los cuatro brazos mecánicos permite minimizar la afección en los pacientes convirtiendo las operaciones realizadas con este robot en las menos invasivas por debajo incluso de las que se hacen actualmente con la técnica de la laparoscopia.

Además, el cirujano dispone de la posibilidad de visión en tres dimensiones y de una imagen ampliada hasta diez veces lo que le facilita enormemente el trabajo más delicado. Además, que sean los brazos mecánicos los que ejecutan los movimientos del cirujano permite reducir tanto el temblor de este como los movimientos involuntarios que pueda tener el facultativo.

Según el doctor Alberola, este nuevo robot tiene un papel fundamental en intervenciones de urología, digestivas y ginecológicas. También se está utilizando en oncología, para la extracción de tumores de manera precisa, en peditría y en otorrinolaringología.

En cuanto a los beneficios para el paciente destacan el menor sangrado (y, por lo tanto, menos frecuencia de transfusiones), la reducción del dolor en el postoperatorio, la disminución del riesgo de infección, incisiones mínimas (con mejores resultados estéticos) o estancias hospitalarias más breves y una recuperación funcional más rápida.

El robot Da Vinci XI es, entre los sistemas Da Vinci, la plataforma más evolucionada, así como el sistema más avanzado para la cirugía robótica mínimamente invasiva. Está constituido por tres partes: consola quirúrgica, que es el centro de control que maneja el cirujano; el carro del paciente, que se compone de cuatro brazos móviles e intercambiables y la torre de visión, que contiene la unidad central de elaboración de la imagen.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here