Quantcast

El Hospital de Manises participa en un estudio sobre insuficiencia cardíaca con la inclusión de 80 pacientes del área

El Hospital de Manises ha participado en un estudio multicéntrico sobre insuficiencia cardiaca liderado por el Instituto de Investigación Sanitaria (Incliva) con la inclusión de 80 pacientes del área. El centro valenciano ha sido uno de los hospitales más activos de este estudio, en el que también han participado otros cuatro hospitales públicos de la Comunitat.

“Manises ha incluido a 80 personas de las 380 estudiadas, por lo que estamos sumamente satisfechos con nuestro elevado nivel de participación y los resultados obtenidos”, ha explicado el doctor Pau Llácer, médico internista y responsable del área de Insuficiencia Cardiaca.

El equipo investigador en el que se encontraban los especialistas en insuficiencia cardiaca del Hospital de Manises ha demostrado la eficacia de un biomarcador (antígeno carbohidrato 125) en el control de las recaídas y reingresos en este tipo de pacientes, de edad avanzada y multitud de patologías asociadas.

“Los especialistas nos enfrentamos a una elevada mortalidad y morbilidad de pacientes que reingresan tras haber recibido el alta tras un episodio de insuficiencia cardiaca aguda. Hasta ahora no contábamos con ninguna herramienta objetiva que nos ayudase a valorar la sobrecarga hídrica residual tras un episodio de ICA”, señala el doctor Llácer.

Para los especialistas del centro valenciano, “ahora es posible relacionar este biomarcador con una sobrecarga en el paciente y adaptar el tratamiento a esta situación, disminuyendo reingresos y empeoramiento hasta un 50%”, destaca.

Pacientes con insuficiencia cardíaca

Entre un 2 y un 10% de la población del área de salud de Manises presenta insuficiencia cardiaca, siendo de alto riesgo a partir de los 70 años de edad y si existen patologías asociadas como insuficiencia renal, anemia, HTA o diabetes. “En Manises tratamos cerca de 2.000 personas con esta patología, de los cuales, un centenar la presentan de forma grave”, asegura el especialista del centro.

Los principales problemas de estos pacientes son sus continuas desestabilizaciones caracterizadas por la dificultad para respirar ante cualquier esfuerzo y que les obliga a continuas visitas a urgencias.

“De ahí la importancia de los avances logrados en este sentido, ya que esta enfermedad tiene una elevada mortalidad, mala calidad de vida sin los cuidados adecuados con muchos ingresos hospitalarios y, sin embargo, es una de las que más beneficios presenta en la gestión proactiva de los casos y el seguimiento”, concluye el doctor Pau Llácer.

La relevancia de esta enfermedad ha hecho que el Departamento de Salud de Manises desarrolle su propio Plan de Atención a pacientes Crónicos con Insuficiencia Cardiaca, una iniciativa desarrollada gracias a un equipo multidisciplinar en el que participan médicos internistas, cardiólogos y médicos de atención primaria. El plan cuenta además con una herramienta de seguimiento y control para una mejor gestión y cuidado de los pacientes en estadios más avanzados que incluye actualmente a 379 pacientes de toda el área de salud.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *