Proyectan en Paterna un nuevo barrio ‘autosuficiente’ con 1.000 viviendas inspirado en el método Montessori

1
5204

Paterna podría tener el primer eco-barrio diseñado y construido con la filosofía Montessori como inspiración y alrededor del colegio Imagine que funcionará con esta metodología. Al menos, esa es la propuesta de la empresa Zubi Labs que aglutina a los impulsores de este proyecto y que ya es propietaria del 82% de los 238.000 metros cuadrados de suelo sobre los que se levantaría esta zona residencial de aproximadamente 1.000 viviendas destinadas en parte a familias que lleven a sus hijos al colegio Imagine Montessori School que estos mismos promotores van a abrir en septiembre de 2018 en Valterna, junto al paraje natural de La Mola.

El de Paterna será el segundo centro Imagine Montessori School tras el de Alfahuir, en Valencia.

La idea, según han explicado hoy sus responsables en un acto con el director general de Medio Natural y de Evaluación Ambiental de la Conselleria, Antoni Marzo, representantes del Gobierno municipal de Paterna y personal técnico, es poder ampliar ese centro, que comenzará como un colegio de Primaria, hasta conseguir una escuela donde los niños puedan estudiar dese los 3 hasta los 18 años y desarrollar, de manera paralela, un eco-barrio autosuficiente y donde sus residentes dispongan allí de todo lo necesario para evitar sus desplazamientos y minimizar así, dicen los promotores, el impacto ambiental de una nueva zona residencial alejada de la ciudad.

La pastilla de suelo donde se prevé este nuevo barrio, llamado La Pinada, es la que existe entre el centro comercial Carrefour, la CV-365 y los barrios de Valterna y Terramelar. En total, 238.000 metros cuadrados. De momento, la parcela donde se ubicará el colegio de Primaria ya está calificada como suelo urbano y los promotores pueden comenzar a construir tras la modificación puntual del Plan General aprobada el año pasado mientras que la parcela donde se ubicará el barrio y la parte de Secundaria del colegio requiere un desarrollo urbanístico que ya se inició antes de que se planteara el proyecto de la zona residencial.

En cuanto a esta parcela, el concejal de Urbanismo, Carles Martí, ha explicado que el proyecto ya ha sido presentado a la Conselleria y cuenta con su visto bueno, como ha confirmado hoy el director general, quien ha insistido en que los proyectos que completan la ocupación del suelo con un desarrollo sostenible y respetando el medio ambiente van en la línea de las políticas del Gobierno autonómico.

En estos momentos se está elaborando el proyecto pormenorizado sobre el que aprobar una nueva modificación puntual del Plan General. Ese proyecto se va a elaborar, según los promotores, a través de un proceso de participación al que han invitado a sumarse a todas las instituciones públicas implicadas y durante el cual esperan resolver los pormenores de un proyecto innovador que pretende convertirse en el primer eco-barrio de España diseñado en conjunto.

En ese sentido, la concejal de Infraestructuras de Paterna, Nuria Campos, ha comentado en la reunión sus reticencias, no al proyecto, sino a su impacto en los accesos ya sobresaturados a esa zona de Paterna. En concreto, se ha referido a que el nuevo colegio, al que, en principio, asistirá un centenar de niños, supondrá incrementar el tráfico en un punto que ha calificado como muy conflictivo: el acceso a Valterna por el puente sobre la CV-31.

Los promotores han insistido en que su proyecto de eco-barrio pretende reducir los desplazamientos y colaborar para que, los que se hagan, sean más sostenibles a través del transporte público o de infraestructuras para vehículos no motorizados como las bicicletas. De hecho, aseguran que, como parte del desarrollo, se incluirán unas mejoras en los accesos para adecuarlo a las necesidades del entorno.

Pese a todo, Campos ha insistido en que la apertura del colegio en septiembre de 2018 traerá antes el problema que la solución, un planteamiento al que los promotores han respondido encomendándose al proceso de participación y co-diseño cuando se podrán analizar y repensar todas las soluciones para incluirlas en un proyecto definitivo que esperan tener listo en septiembre de este año.

Teletrabajo y alquiler

La filosofía Montessori no sólo se aplicará en el centro educativo sino que los impulsores de este proyecto han concebido todo el barrio como un espacio integrado con el entorno donde fomentar la convivencia y que sirva de extensión del propio colegio haciendo más permeables sus instalaciones para que sean utilizadas por todos los vecinos al tiempo que el eco-barrio La Pinada sea el escenario donde los alumnos experimenten todo aquello que trabajan en la escuela.

En ese sentido, y cuestionado sobre el hecho de que los padres de los alumnos tengan que desplazarse igualmente a sus lugares de trabajo, desde Zubi Labs han puesto sobre la mesa la tendencia al alza del teletrabajo y del trabajo autónomo que es posible realizar desde casa o desde espacios de coworking. También apuestan, para el éxito de su proyecto, por el fomento del alquiler y otras soluciones habitacionales que permitan la flexibilidad que las familias puedan necesitar a lo largo de los años. Así, podrían alojarse en el barrio mientras dure el periodo escolar de sus hijos y, después, buscar otra vivienda más adecuada a sus nuevas necesidades facilitando así la llegada de nuevas familias.

1 Comentario

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here