Quantcast

Conselleria inicia una nueva campaña de medición del dióxido de nitrógeno en Valencia y el área metropolitana

La Conselleria de Agricultura, Medio Ambiente, Cambio Climático y Desarrollo Rural, en colaboración con la Fundación CEAM, ha iniciado una nueva campaña de medición de los niveles de dióxido de nitrógeno, complementaria a las mediciones realizadas por la Red Valenciana de Vigilancia y Control de la Contaminación Atmosférica, en la ciudad de Valencia y su área metropolitana.

medicion-calidad-del-aire-valencia-y-area-metropolitanaEstas dos mediciones, con dosímetros, proporcionarán información de los niveles de concentración de dióxido de nitrógeno en el entramado urbano con una resolución espacial superior a la que proporcionan las actuales redes de vigilancia automáticas. Esta información permitirá una interpretación más detallada de los niveles de inmisión en relación a la estructura urbana y a los niveles de tráfico.

En concreto, la red de medidas dosimétricas sobre la que se trabaja cuenta con dos subredes. Una de ellas se extiende sobre un rectángulo aproximado de 11×10 km, centrado en el núcleo urbano, y en la que se distribuyen de manera casi aleatoria un total de 97 puntos de medida, asegurando uno por cada celda de 1×1 km. Se dispone asimismo, de una segunda subred de distribución constituida por aproximadamente 8 puntos adicionales de medida, que conforman un arco en torno a la ciudad.

En todos los casos se colocan los equipos (dosímetros) en emplazamientos que cumplen con una serie de requisitos mínimos para evitar el sesgo de las medidas, como son una buena ventilación, alejamiento de fuentes y emisiones directas. El tiempo de exposición de los dosímetros en los lugares establecidos previamente es, como mínimo, de 7 días.

Estas campañas se enmarcan dentro de las actuaciones que se llevan a cabo, de acuerdo a lo establecido entre el Ayuntamiento de Valencia y la Conselleria, para la actualización y seguimiento del existente Plan de Mejora de la Calidad del Aire de la Aglomeración ES1016 de l’Horta.

También responden a la Ley 34/2007, de 15 de noviembre, de calidad del aire y protección de la atmósfera, que establece la obligatoriedad para las comunidades autónomas de adoptar planes y programas para la mejora de la calidad del aire y el cumplimiento de los objetivos de calidad del aire en su ámbito territorial, así como para minimizar o evitar los impactos negativos de la contaminación atmosférica.

La emisión de contaminantes en las ciudades tiene su origen en fuentes diversas entre las que destaca el tráfico rodado, responsable de los elevados niveles de dióxido de nitrógeno y partículas en suspensión existentes.


 
 
 

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *