Comienza el derribo del antiguo cuartel de Bonrepòs tras el desalojo de las 200 personas asentadas

0
61

Los propietarios de los 70.000 metros cuadrados en los que se levantaba el antiguo cuartel militar de Bonrepòs i Mirambell han podido recuperar sus terrenos después de que, en cumplimiento de una sentencia judicial, se haya procedido al desalojo de las cerca de 200 personas que formaban un asentamiento en la zona desde hace años.
El miércoles 23 de enero, a primera hora de la mañana, agentes de la Guardia Civil se han presentado en la zona por si alguna de estas personas no había desalojado la zona pues acababa el plazo de abandono voluntario. Sin embargo, no han tenido que intervenir ya que todos se han acogido a alguna de las opciones ofrecidas por el Ayuntamiento, ONG y Conselleria.

Así, las máquinas han podido entrar y comenzar el derribo de los viejos edificios para evitar que vuelvan a ser ocupados, según ha confirmado a Hortanoticias, el alcalde de la localidad, Fernando Traver.

Desde el día 21 de enero, las familias asentadas han ido abandonando el lugar escogiendo entre alguna de las dos opciones planteadas por la administración: o ser acogidas por alguna de las ONG colaboradoras (Cruz Roja, ACCEM y Cepaim) o marcharse, con un billete de autobús y una manutención pagados (unos 30 euros por persona) a algún destino fuera de la Comunitat Valenciana donde buscar trabajo. Los destinos a escoger eran Murcia, Huelva y Zaragoza.

Según ha explicado Traver, más de 50 personas han optado por esta segunda opción mientras que Cáritas Parroquial ha financiado la vuelta a Rumanía de dos familias y otra treintena parecer haber optado por la “desaparición”. El resto, se habrían acogido a la opción de las ONG.

En esta operación, el Ayuntamiento de Bonrepòs ha gastado entre 7.000 y 8.000 euros pues se ha encargado de financiar el traslado en autobús y la manutención de las personas que han escogido esta opción.

Sin plan de reubicación

El PSPV de l’Horta Nord, por su parte, ha criticado duramente la maniobra de desalojo de estas personas ya que, según ha señalado su secretario general, Víctor Jiménez, la Conselleria de Bienestar Social no ha diseñado plan alguno para reubicar a estas personas con cierta dignidad. “Lo único que han hecho ha sido darles 30 euros y meterlos en un autobús”, ha lamentado Jiménez.

En ese sentido, ha aclarado que los socialistas entienden que la sentencia obliga al desalojo y que los propietarios están en su derecho de recuperar su terreno, “lo que criticamos es la dejadez de Conselleria” para buscar una solución con tiempo.

Así, Jiménez ha recordado que el PSPV de Bonrepòs i Mirambell ya presentó hace tres años un plan de realojo para estas personas que tenía en cuenta las características específicas de este asentamiento y de sus componentes. Sin embargo, ni la Conselleria ni el actual equipo de Gobierno del municipio han contestado a ese planteamiento.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here