Ribó se felicita por la gestión "responsable, honrada y eficiente" en el Debate del Estado de la Ciudad

385

Este jueves se ha celebrado en el hemiciclo municipal del 'cap i casal' el anunciado Debate sobre el Estado de la Ciudad que, a imagen y semejanza del Debate sobre el Estado de la Nación, sirve de revisión, repaso y puesta en común de los avances y retrocesos vividos por la ciudad de València en lo que al gobierno municipal se refiere y que inevitablemente se traslada a la opinión publica como un auténtico barómetro del papel que tanto gobierno como oposición juegan en el 'ruedo político' local.

El primer turno es, claro está, para la exposición de méritos por parte del gobierno de Compromís en coalición con el PSPV-PSOE. Y en este particular, el área económico-financiero es asignatura 'troncal'.

Efectivamente, la recuperación económica de la València post-pandemia ha sido clave en el Debate, ya “que ha marcado el año y que también será la prioridad para el próximo”, tal como ha subrayado Joan Ribó. El alcalde de València ha defendido “una gestión del dinero público responsable, con criterios de eficacia y eficiencia, pero fundamentalmente centrada en mejorar el bienestar y las condiciones de vida de todos los vecinos y vecinas de València, de nuestros barrios y pueblos”.

El alcalde ha subrayado que “hemos fortalecido la red de servicios públicos municipales y hemos hecho un esfuerzo para que las pymes y empresas recibieran sus ayudas”. En este sentido, ha anunciado la continuidad en 2022 de la campaña Bonos del Comercio, que este mes de octubre ha inyectado 1,7 millones de euros al pequeño comercio. También ha destacado “la lucha contra el desempleo”, con un porcentaje de descenso del paro en la ciudad en septiembre y octubre superior a la media autonómica y nacional.

Durante su intervención, el alcalde ha puesto de manifiesto la realización de los actos falleros durante los primeros días de septiembre. “Las Fallas, que fueron la primera gran fiesta española que se clausuró por efecto del coronavirus, han sido también la primera gran fiesta que se ha vuelto a realizar en unas condiciones cercanas a la normalidad”, ha indicado. Ello “demuestra el buen trabajo realizado por el colectivo fallero y hace patente su comportamiento ejemplar y su respecto a las normas sanitarias”. A esto se tiene que añadir el 9 d’Octubre, “otro indicador de que, paso a paso, la vida de los valencianos vuelve a sus citas habituales con mínimas medidas de prevención en los aforos y en el uso de la mascarilla”.

A lo largo de su intervención, Ribó ha expuesto “los esfuerzos de esta corporación municipal para reactivar la economía y dejar atrás cuanto antes las terribles heridas que ha dejado la pandemia en la sociedad valenciana”. La máxima autoridad municipal se ha referido, en primer lugar, al Acuerdo marco para la Recuperación y la Reconstrucción de la ciudad de València en el Contexto del Post Covid-19: más del 90% de los acuerdos están realizados o en curso de realización y se han incorporado alrededor de 76 millones de euros al presupuesto para hacer frente a la crisis. También el alcalde ha puesto en valor los planes de ayuda para pymes y autónomos que se han impulsado desde el Ayuntamiento, como el programa Resistir, conjuntamente con la Generalitat y la Diputación, con un importe total de 28’8 millones de euros del cuales se han abonado ya 28’6 millones, y que han llegado a 10.802 personas.

“Una de las preocupaciones fundamentales del Ayuntamiento es la lucha contra el desempleo”, ha insistido el alcalde, quien ha recordado el descenso del paro en la ciudad en septiembre —200 personas— y en octubre —300—, a pesar de tratarse de dos meses ligados al crecimiento de la desocupación por la estacionalización del turismo. “València ha invertido esta tendencia y ha superado este obstáculo y se ha producido un incremento de contrataciones realizadas de un 4’7% durante el mes de octubre”, ha explicado.

De enero a agosto, ha afirmado Ribó, el turismo ha crecido un 33,2% respecto a 2020. Entre las actuaciones desarrolladas para su promoción, el regidor ha destacado la candidatura a los Gay Games en 2026 o el Año Berlanga, y ha apuntado las mejoras en el Palacio de Congresos y Feria València, “escaparates de la economía y el turismo de la Comunidad Valenciana”.

 

Gestión económica eficiente

En cuanto a los “grandes números de la economía municipal”, Joan Ribó ha hablado de los impuestos, el endeudamiento, el pago a proveedores y la ejecución de inversiones. En cuestión de impuestos, Ribó ha afirmado que “se habla mucho y con frecuencia se critica la situación en València como si fuera una de las ciudades con mayor presión fiscal, pero según el Ranking Tributario de los Municipios Españoles 2020 del Ayuntamiento de Madrid, València es la capital de provincia número 22 en el valor del impuesto del IBI por vivienda por vivienda de tamaño y calidad comparable, muy por debajo de Barcelona y Madrid, y junto a Sevilla”.

Sobre la deuda municipal, el alcalde ha recordado que ha pasado de los 784’6 millones de euros del año 2015 a 297 millones en diciembre de 2020; y además, en septiembre de 2018, el Ayuntamiento consiguió avanzar en cuatro años la salida del Plan de Ajuste impuesto por el Ministerio de Hacienda en 2012. Otro de los parámetros a que se ha referido Ribó, que afecta directamente autónomos y empresas que trabajan con el Ayuntamiento es el tiempo que se tarda en pagar a los proveedores, que ha pasado de 57 días en 2014 a 24’2 días en 2020; “y este año, hasta septiembre, la media es de 23 días”. Finalmente, el alcalde ha hablado de la ejecución de las inversiones. Ya en el debate del año pasado, el alcalde puso en valor que la inversión municipal había sido más de un 50% superior entre 2015 y 2019 que entre 2011 y 2015. E incluso en 2020, a pesar de ser el año de la pandemia, el nivel de inversión municipal ejecutada se situó en 83’4 millones de euros (la media del cuatrienio anterior fue de 80 millones de euros).

El máximo responsable de la ciudad ha puesto de manifiesto que “hemos hecho un esfuerzo muy grande para hacer frente a la crisis provocada por la covid-19, que nos mantiene en un nivel bajo de deuda y nos ha permitido pagar puntualmente a los proveedores municipales y afrontar el pago de la parte que nos corresponde de las inversiones provenientes de Europa de los fondos Next Generation, que esperamos sean sustanciosas. Esto se llama gestión eficiente”. Sobre la ejecución de inversiones, en 2020, “a pesar de ser un año donde estuvimos de marzo a diciembre con la pandemia, tuvo un nivel de inversión municipal ejecutada de 83’4 millones de euros”.

Dejar respuesta

Please enter your comment!
Please enter your name here

Este sitio usa Akismet para reducir el spam. Aprende cómo se procesan los datos de tus comentarios.